Inicio Actualidad José Luis Escrivá quiere ligar este año por ley las pensiones al...

José Luis Escrivá quiere ligar este año por ley las pensiones al IPC

Madrid, 09 de septiembre de 2020 (19:25 CET)

La vuelta al trabajo de la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, reactivada este miércoles, ha servido para descubrir algunas de las líneas más básicas del proyecto de Presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha apremiado a la Comisión para que alcance un acuerdo y que este pueda ser reflejado en la propuesta de gasto para el año que viene y se mantenga en el tiempo.

El ministro ha señalado que una de las medidas más acuciantes es dar visibilidad a los pensionistas. El Ejecutivo cree que el modelo aprobado por el Partido Popular no es necesario para asegurar la sostenibilidad de las pensiones y ha abogado por ya blindar por ley una revalorización de las pensiones que asegure su poder adquisitivo.

Tras la recepción de la su cartera, Escrivá adelantó que el modelo que prefería era ligar el incremento de los pagos al IPC y cree que se podrá discutir con Europa sin ningún problema, ya que se asemeja mucho al modelo que se aplica en otros países. «El problema es que Europa ve el déficit de la Seguridad Social y puede sacar que es un sistema demasiado generoso», ha señalado.

El ministro ha reconocido que la Seguridad Social sufrirá un déficit del 2% este año, que habría sido mucho más alto si no se compensara por una transferencias extraordinaria de 14.500 millones para las compensaciones de los ERTE y las prestaciones especiales para autónomos, -con los que ha avanzado que se reunirá próximamente, y no se ha atrevido a predecir cuál será el desajuste en 2021. Escrivá ha reconocido que las previsiones variarán de manera importante dependiendo de cuánto se obtenga una vacuna efectiva.

Escrivá quiere aflorar el déficit donde se genere

El ministro también ha avanzado que el objetivo para mostrar la salud de las pensiones es repartir el déficit que se atribuye a la Seguridad entre ministerios. En total, ha cuantificado en 23.000 millones los gastos «impropios» que se le imputan a la Seguridad Social; muchos de ellos subvenciones que tendrían que pagarse con otros medios que no fueran cuotas a la Seguridad Social.

En este sentido, el ministro no espera ir tan rápido como con la revalorización de las pensiones y ha anticipado que, si la Comisión saca adelante las recomendaciones, espera tener este gasto repartido entre ministerios para cuando se termine la legislatura.

Sobre las líneas generales para mejorar la sostenibilidad de las pensiones, el ministro ha señalado algunas ideas como modificar los tramos de cotización de los autónomos para adecuarlo a su nivel de ingresos; tratar de incrementar la edad efectiva de jubilación o revisar el modelo de ahorro.

«Me parecería una irresponsabilidad no explotar a partir de 2025 explorar vías para incentivar que se retrase la jubilación y no creemos incentivos para las jubilaciones anticipadas para las personas con cotizaciones más altas», ha apuntado.