Inicio Actualidad JP Morgan descarta que exista una burbuja de renta fija

JP Morgan descarta que exista una burbuja de renta fija

J.P. Morgan descarta que exista en la actualidad una burbuja en torno a la renta fija, según afirma en una nota que remite a la última edición de su informe ‘Perspectives from Europe’, en la que la entidad “contradice a un grupo de participantes del mercado que hace mucho ruido, y que ven burbujas financieras en todas partes”.

El banco sostiene que sus análisis muestran que ese “relato de manipulación del mercado” no es real puesto que el rendimiento de los bonos gubernamentales de las principales economías del mundo están “cerca de su valor razonable”.

Las valoraciones actuales de los bonos gubernamentales, señala la entidad, se basan en tres factores: la caída del tipo de referencia neutral tras la gran crisis financiera, la credibilidad de los bancos centrales y unas perspectivas de inflación global benignas, que permiten a los bancos centrales normalizar los tipos de forma gradual.

“Considerados de forma conjunta, estos factores sugieren que las valoraciones actuales de los bonos no andan especialmente desencaminadas, lo que contradice la idea de que los bonos experimentan una burbuja”, explican desde JP Morgan.

“Las valoraciones de los bonos gubernamentales reflejan tanto los cambios estructurales económicos y regulatorios llevados a cabo desde la gran crisis financiera como la implementación de un marco de política monetaria cada vez más transparente y racional por parte de los principales bancos centrales de todo el mundo,” señala David Stubbs, responsable de la Estrategia de Inversión para Clientes de EMEA de J.P. Morgan Banca Privada.

La entidad de servicios financieros señala que “tras un año de relativa calma y rentabilidades atractivas de los mercados globales, a principios de 2018 las condiciones se han vuelto más volátiles”. Es una opinión que también comparte Antonio Sales, analista de XTB: “La volatilidad latente en el mercado, derivada de las tensiones políticas entre EEUU y China, puede extenderse más de lo previsto hasta que finalmente se formalice un acuerdo entre ambas partes.

 “Nuestra perspectiva de inversión, que considera que los mercados de tipos de interés globales tienen un precio racional, y no sufren una burbuja que está a punto de pincharse, también apoya nuestra posición procíclica de sobreponderación en renta variable global. Rechazamos la teoría de la burbuja, según la cual la próxima crisis de mercado vendrá impulsada por una subida de los rendimientos de los bonos gubernamentales sostenida y desestabilizadora”, concluye Stubbs.