Jugadores y entrenadores de la NBA critican la política de Trump

Destacados jugadores y entrenadores de la NBA están manifestando públicamente su oposición a la política migratoria impulsada por Donald Trump. El base de Toronto Raptors, Kyle Lowry, nacido en Filadelfia y miembro de la selección estadounidense que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, fue concluyente. “Nuestro país es la patria de la libertad y por eso lo que está pasando me parece una mierda”, respondió Lowry al ser preguntado sobre el decreto que veta la entrada en Estados Unidos a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Steve Kerr, entrenador de Golden State Warriors, cuyo padre fue asesinado en a manos de la Yihad, opina sobre el polémico decreto migratorio firmado por Trump. “Como alguien que perdió a su padre por culpa del terrorismo creo que es un gran error combatir ese terror con prohibiciones que atacan los principios fundamentales de nuestro país y que generan más miedo. Se siembra más terror y más ira, es algo que rechazo completamente. Me parece horrible, lo siento por las familias que se están viendo afectadas, que están siendo separadas. Me preocupan los efectos que esto puede tener para la seguridad mundial. Quieres acabar con los crímenes y con el terror, no lograr todo lo contrario. Este no es el camino”.

La NBA ha contactado con las autoridades estadounidenses para analizar el posible impacto del decreto en la Liga. “Hemos contactado con el Departamento de Estado y estamos en proceso de recabar información para entender cómo esta orden ejecutiva se aplicaría a jugadores de nuestra Liga que son de uno de los países afectados”, dijo en un comunicado el portavoz Mike Bass, que recordó que la NBA es una competición global, “orgullosa de atraer a los mejores jugadores de todo el mundo”.

Luol Deng, ala-pívot de los Lakers nacido en Sudán del Sur, publicó una declaración en su cuenta de Twitter. “No estaría donde estoy ahora si no fuera por la oportunidad de encontrar refugio en un puerto seguro”, escribe Deng. “Para el pueblo de Sudán del Sur, el reasentamiento de refugiados ha salvado innumerables vidas, como lo ha hecho para familias de todo el mundo escapando de las profundidades de la desesperación”.

Al igual que el novato Thon Maker, de Milwaukee Bucks, nació en Sudán y desde allí huyó a Egipto y más tarde al Reino Unido, donde se nacionalizó en 2006. “Es importante que recordemos humanizar la experiencia de los demás”, cuenta Deng. “Los refugiados superan probabilidades incalculables, se trasladan a todo el mundo y trabajan duro para sacar lo mejor de su nuevo hogar. Los refugiados son miembros productivos de la sociedad que quieren para su familia lo que tú quieres para la tuya. Apoyo a todos los refugiados e inmigrantes, de todas las religiones, así como apoyo las políticas que históricamente los han acogido”.

El tuit de Luol Deng.

Stan Van Gundy, entrenador de Detroit Pistons, comparó la prohibición de Trump con otros pasajes infaustos de la historia. “Está empezando a hacer cosas muy, realmente tenebrosas ahora”, dijo Van Gundy. “Ahora estamos juzgando a la gente por su religión, tratando de mantener a los musulmanes fuera. Estamos volviendo a los días en que ponían a los japoneses en campos de concentración, y en que Hitler registraba a los judíos”.

El presidente de Raptors Masai Ujiri, nacido en Nigeria, indicó: “Simplemente no lo entiendo. Esto es alucinante. Soy un excelente ejemplo. Canadá me dio la oportunidad. América dio la oportunidad. De eso se trata en este mundo”. Dwane Casey, entrenador de los Raptors,

Para Casey, de los Raptors, que creció en Kentucky durante la década de 1960, una época de una intensa lucha por los derechos civiles, comentó. “Es aterrador porque recuerda lo que pasó entonces. A pesar de que se trata de temas diferentes, se parecen en muchos sentidos. Un poco más sofisticado, pero es similar”.

Rondae Hollis-Jefferson, jugador musulmán de los Brooklyn Nets, declaró: “Es desgarrador ver el impacto de estas medidas en muchas personas. No se puede juzgar a todo un grupo por las acciones de uno. No es correcto”. LeBron James, la estrella de la NBA que juega en Cleveland Cavaliers, y Gregg Popovich, entrenador de San Antonio Spurs, se han manifestado también en diferentes ocasiones contra Trump.

Loading...