Inicio Actualidad JxCat sopesa dejar caer a la titular de Cultura

JxCat sopesa dejar caer a la titular de Cultura

De su agenda del lunes no queda ni rastro. Laura Borrás, consejera de Cultura de la Generalitat, sólo realizará una entrevista a primera hora de la mañana en el programa de Josep Cuní en la Cadena SER. Este escenario ha destapado la caja de los truenos sobre su posible renuncia tras conocerse que se investiga su actuación al frente del Institut de les Lletres Catalanes. Además, esta semana, Borrás ha metido la pata –dando tres versiones diferentes– cuando afirmó que en una conversación con el conseller de Interior, Miquel Buch, éste le informó que estaba siendo investigada, dejando en entredicho la prudencia que le debe al cargo su compañero de gabinete. Interior desmintió la información de inmediato.

No ha sido su mejor semana. El juez, junto a los Mossos que actúan de policía judicial, la investiga por la adjudicación de contratos a dedo a sus colaboradores en su etapa al frente del Instituto. Algunos de ellos con cargo en la Conselleria. Borràs ha sonado para casi todo. Se situó en las quinielas para ser presidenta de la Generalitat y ahora su nombre tiene, o los tenía, números para ser candidata a la alcaldía de Barcelona por JxCat.

El cambio de agenda ha disparado las especulaciones. Algunos hablan de que la investigación judicial la ha dejado en entredicho. Otros, apuntan también a esta dimisión, pero «porque puede anunciar su candidatura por Barcelona». Cuenta con el apoyo de Puigdemont y su núcleo más cercano, opuesto a que Ferran Mascarell, Xavier Trías, Neus Munté, o incluso Joaquim Forn, sean cabezas de cartel de JxCat.

Algunos sectores de JxCat, agrupados junto a Junts per la República, patrocinan a Ferran Mascarell, el delegado de la Generalitat en Madrid. Su carrera está ligada al PSC. Fue concejal por Barcelona y conseller de la Generalitat con Maragall, pero también con Mas. Se pasó al secesionismo como uno de sus ideólogos. Pero no cuenta con el respaldo de Puigdemont, que se inclina por Borrás. Por eso, estas fuentes se apoyan en que su marcha del Ejecutivo «bajará el suflé de las acusaciones» que pesan sobre ella porque se situará «fuera de foco» y reactivará su pulso por la alcaldía de Barcelona.

Si Borrás dimite, por una u otra razón, dos consejeros habrán dejado el Govern en apenas dos semanas. Ernest Maragall y Laura Borràs, que se disputarán el liderazgo del soberanismo en las municipales de Barcelona, el preludio de la gran batalla entre ERC y Puigdemont por ser el referente. En esta guerra vale todo, hasta una huelga de hambre de los presos. Jordi Sánchez y Jordi Turull, contra el TC, aunque más parece una huelga de los de Puigdemont contra ERC para laminar el liderazgo de Oriol Junqueras. La huelga es una OPA en toda regla para doblegar a ERC para que acepte listas unitarias en las próximas elecciones.