La amiga entrañable: “En el Instituto Nóos las instrucciones las daba el Rey”

0

La princesa Corinna, a lo largo de la conversación con Juan Villalonga y el ex comisario José Villarejo, se muestra totalmente obcecada con el caso Nóos y con otras informaciones que había comenta con el director del CNI, Félix Sanz Roldán, cuando éste la visitó en Londres en 2013. La ex compañera sentimental del entonces Rey le dijo al director del CNI: “Yo sólo escribo los emails para defenderme. ¿Qué es lo que está pasando Félix? Lo último que quieren es ponerme en una situación en la que tenga que dar pruebas bajo juramento”.

La ex compañera sentimental del Rey opta por hablar en inglés cada vez que se enfrente a un asunto de envergadura. Se le nota más segura. Y es Villalonga quien hace de traductor para que Villarejo capte el mensaje.

-JUAN VILLALONGA (J.V). Lo que me dice es que en la entrevista con Félix (Sanz Roldán) ella le dice: “Tengo todo esto. Yo no digo nada. Yo me quedo callada pero dejarme tranquila. Hace ya tres años, pero dejarme tranquila”. Cómo puede tener los santos cojones de continuar poniendo presión.

-CORINNA (C). Sí porque al final….

Y sigue hablando en inglés.

-J.V. Dice que si en un momento hay que ir a decir esto, va a decir: “¿En el instituto Nóos quién daba las instrucciones?. El Rey. Va a dar información de dónde estaban todas las cuentas. La princesa se siente cómoda con el inglés y Villalonga sigue traduciendo.

-J. V. Ella escribió el informe sobre Iñaki en el 2004 y se lo dio al Rey, Y le dijo: “Estoy preocupada. (Urdangarin) no distingue la diferencia entre dinero público y el dinero privado. Quiere ganar dinero muy rápido y está preparado para hacer cualquier cosa con tal de ganar dinero”. Esto ya por escrito en un informe al Rey.

En ese año de 2004, Corinna, como delegada de los premios Laureus, propuso a Urdangarín para que se hiciera cargo de la organización del Valencia Summit 2004 con un salario de 200.000 euros más un plus de 50.000. Fue uno de los motivos por el que se vio implicada en el escándalo que envolvió al yerno de su entonces pareja.

Sobre el papel del monarca, Villalonga sigue con su faceta de traductor: “Ella sabe que estaba detrás. Ella sólo vio los emails para defenderse. Sólo ella. Nunca atacó ni al Rey ni a la familia. Ni a Iñaki ni a Cristina. Y tiene toda la información”.