La Asamblea de Ecuador vota ‘sí’ para vincular al vicepresidente Glas en la trama de Odebrecht

La Asamblea Nacional de Ecuador ha optado por no ser el freno a la investigación penal que se dirige ahora hacia el vicepresidente del país, Jorge Glas, en relación con la trama de corrupción auspiciada por la constructora Odebrecht. Todos los legisladores han autorizado este viernes, con voto unánime a favor, la vinculación en el caso por asociación ilícita del número dos del presidente Lenín Moreno, quien le despojó de funciones a inicios de agosto. La sesión del Pleno ha sido un examen para el bloque oficialista al que se presentaba sabiendo las preguntas desde el día anterior. El vicepresidente, principal estandarte en Alianza PAIS del ala de Rafael Correa, evitó poner a prueba la unidad del partido pidiendo a sus colegas que aprobasen el trámite. Y todos obedecieron.

Pero el voto unánime de la tarde se ha transformado a última hora del viernes en ruptura dentro de Alianza PAIS. Los tres primeros miembros del partido de la Revolución Ciudadana anunciaron su salida del Gobierno, que se seccionó definitivamente hace un mes entre los más fieles al expresidente Correa y los afines al presidente Moreno. Ricardo Patiño, Paola Pabón y Virgilio Hernández, tres de los rostros más cercanos al fundador del movimiento verdeflex y que renovaron responsabilidades -aunque no cargos- con su sucesor han renunciado en un desmán público al presidente actual.

“Queremos sentirnos libres para defender este proceso, por eso necesitamos retirarnos de este Gobierno para hacerlo”, ha dicho esta noche en rueda de prensa, Patiño, consejero de Presidencia, quien había viajado a Bélgica esta semana, junto con la asambleísta y secretaria ejecutiva de Alianza PAIS, Gabriela Rivadeneira, para intentar un infructuoso acercamiento entre Correa y Moreno. “Nuestra postura como militantes nos obliga a dejar nuestra función en este Gobierno”, añadió Pabón, secretaria nacional de Gestión Política. Sus renuncias no se relacionan directamente, salvo por la coincidencia de día, con la decisión de la Asamblea en torno a Glas y el caso Odebrecht. Sin embargo, dan cuenta de la fragmentación creciente al interior de Alianza PAIS, pese a la maniobra del vicepresidente sin funciones de no catapultar la ruptura con la votación de esta tarde.

“Yo me someto a la Justicia. Aquí no hay cálculo político alguno, yo pedí a mi movimiento que apruebe el pedido de juicio”, ha dicho Glas en una entrevista posterior a la votación. Sin embargo, la oposición había analizado el dilema días atrás desde el punto de vista contrario. “Veremos qué asambleístas de PAIS están a favor de la justicia y la verdad; y quienes de la impunidad y la corrupción”, dijo Cristina Reyes, legisladora del conservador Partido Socialcristiano de oposición, al conocer el lunes que la Fiscalía General del Estado había solicitado a la Corte Nacional de Justicia la vinculación del vicepresidente. Por gozar el alto funcionario de fuero de Corte, se necesitaba además el visto bueno del Pleno legislativo. Que es la autorización que se ha aprobado este viernes con 128 votos favorables -de 91 necesarios- y nueve ausencias.

Los miembros de Alianza PAIS también habían defendido posturas discordantes durante la semana. Unos -los menos- preferían no obstaculizar la investigación penal sin tener miramientos a quién es la autoridad señalada. Otros apostaban por autorizar el trámite para darle al vicepresidente Glas la oportunidad de defenderse ante la Justicia y acallar de una vez las acusaciones. Y otros, en cambio, los más fieles a la tendencia correísta, no veían elementos de convicción suficientemente fuertes para justificar la vinculación propuesta por la Fiscalía.

Pero este viernes, pese a tener la determinante votación en agenda, no ha habido lugar a debate. El bloque oficialista se ha saltado las intervenciones y ha pasado directamente a la decisión que ya había sido acordada desde el día anterior. Y así tampoco se ha podido transparentar una eventual, pero previsible, disparidad de opiniones en el bloque oficialista. Por el lado de los legisladores de oposición, la postura estaba clara desde el principio. Iban a votar todos que sí.

El voto unánime no ha permitido, tampoco, dilucidar qué legisladores de Alianza PAIS han cambiado de opinión sobre la implicación del vicepresidente en la trama de corrupción de Odebrecht en el último mes. Ya que el mismo bloque oficialista que hoy ha autorizado la vinculación del vicepresidente de Ecuador, el 19 de julio pasado frenó la primera arremetida opositora para someterle a juicio político. Por los mismos hechos y con las mismas evidencias o elementos de convicción que sí han servido esta semana para que la Fiscalía escale el proceso hasta el alto funcionario. Con el visto bueno de la Asamblea, el Ministerio Público podrá pedir ahora un mes más para completar la fase de instrucción y después, si así lo considera, llevar al vicepresidente a juicio.

Loading...