Inicio Actualidad La bancada socialista no aplaude a Iglesias, que amenaza con dar la...

La bancada socialista no aplaude a Iglesias, que amenaza con dar la batalla en vivienda

PSOE y Podemos han seguido este miércoles en el Congreso su batalla interna a cuenta de las leyes de igualdad y las declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias sobre la normalidad democrática en España. Solo ha existido una cierta unidad a la hora de atacar al PP y recordar a Pablo Casado sus malos resultados del 14F en Cataluña.

Pero el enfrentamiento entre los socialistas y la formación morada continua. De hecho, en esta primera sesión de control al Gobierno tras las elecciones catalanas, Pedro Sánchez no ha salido en defensa de Iglesias tras varias preguntas de la oposición sobre las manifestaciones del líder de Unidas Podemos poniendo en duda la calidad democrática del país y de peticiones de cese. El presidente ha rechazado, incluso, que se pueda dudar de que España es una democracia plena.

Lejos de hacer alguna rectificación, Iglesias ha aprovechado una pregunta del secretario general del PP, Teodoro García Egea, para ratificarse en sus palabras sobre la ausencia de normalidad democrática. Pero a diferencia de otras ocasiones, esta vez ha culpado al PP de ello.

Igualmente, en contra de lo que había sido la orden habitual, la intervención de Pablo Iglesias, otras veces vitoreada, no ha sido secundada esta vez por los aplausos de los diputados socialistas en una clara señal de malestar por los continuos roces en el Gobierno de coalición y de los que le responsabilizan.

El vicepresidente le restaba después importancia y ha garantizado que el Ejecutivo seguirá durante mucho tiempo. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, también ha defendido la calidad y solvencia de la democracia española frente a las palabras de Iglesias y apuntaba que «cada uno responderá de la coherencia de sus discursos ante su electorado».

Unidas Podemos ya la señala y augura que será Calvo la que perderá la «batalla transfobia» con el ministerio de Irene Montero sobre la ley trans porque no ha asumido que perdió la cartera de Igualdad. Han acusado además a los socialistas de traspasar nuevas líneas rojas, pero esperan que finalmente haya entendimiento.

Podemos no cree que romper en la ley Zerolo la unidad de voto del Gobierno desemboque en ruptura, pero ya avisan de que también prevén dar la batalla en vivienda si el PSOE no cumple lo pactado al respecto.

Fuentes socialistas del Ejecutivo admiten la tensión en igualdad, pero en otros temas creen que Podemos busca únicamente ganar visibilidad por ser el socio minoritario.