Inicio Actualidad La bolsa española supera los 10.000 puntos casi tres años después

La bolsa española supera los 10.000 puntos casi tres años después

La bolsa española ha superado este martes el nivel de los 10.000 puntos con una subida del 0,68% que le sitúa en niveles de febrero de 2020 y que ha recuperado gracias al avance de Wall Street y de los bancos, según datos del mercado.

El principal indicador del parqué nacional, el IBEX 35, ha ganado 67,3 puntos, equivalentes a ese 0,687%, hasta 10.003,4 puntos, nivel que abandonó el 20 de febrero de 2020. En el año se revaloriza el 21,56 %.

La bolsa, que llegó a superar los 10.000 puntos a poco menos de una hora para el cierre, se ha apoyado en el avance de los bancos (el 1,68 % de media) y de Wall Street, el 0,5%, antes del final de sesión tras mejorar la confianza de los consumidores en EEUU. El barril de crudo Brent subía el 2,5% y rozaba los 82 dólares.

Todos los grandes valores han subido: BBVA el 2,21% (segunda mayor subida del IBEX); Banco Santander el 1,61% (cuarta), Telefónica el 0,52%, Repsol el 0,39%, Inditex el 0,22% e Iberdola el 0,18%.

Este martes se ha conocido que la confianza de los consumidores alemanes ha experimentado una ligera mejoría de cara al mes de diciembre, según refleja el índice GfK, que aumenta hasta los -27,8 puntos desde los -28,3 de noviembre, después de haber encadenado tres meses consecutivos a la baja.

En este sentido, los analistas de Renta 4 han destacado la comparecencia ayer ante el Parlamento Europeo de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, donde afirmó que persiste una «elevada incertidumbre» respecto a la evolución de la inflación en el medio plazo. Así, espera que las presiones de precios se continúen moderando, aunque no descarta repuntes en la tasa general de IPC y ha recomendado que se vigilen las presiones salariales.

De su lado, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha anticipado una política fiscal en la UE que podría volverse «restrictiva» en 2024 y 2025, tras el aumento significativo de los déficit y las deudas en los Estados miembro por el impacto de la pandemia.