La CHD plantea al Bajo Duero un acuerdo con el Alto para seguir regando

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha planteado a los regantes del Bajo Duero que «estrechen los contactos» con sus colegas del Alto Duero para intentar llegar a un acuerdo que permita el «último» riego de los cultivos en la primera zona, una vez agotado el cupo de agua concedido. Desde el organismo de cuenca consideran que ésta es la «única» opción «factible» para propiciar la última irrigación antes del 1 de septiembre. Así se lo trasladó en la reunión mantenida ayer durante casi tres horas con las comunidades de regantes de Tordesillas, Pollos, Castronuño y Simancas-Geria-Villamarciel (todas en la provincia de Valladolid), que reclamaban más líquido.

Una vez agotado su cupo, la CHD considera que «utilizar el agua» de otras comunidades del Alto Duero, en Soria, que «no» han consumido el suyo es la «opción más viable», una vez barajas «distintas posibilidades» y vistos los escasos recursos, con el sistema Pisuerga, del que beben, en una «delicada situación». Hacer posible ese último riego requiere alcanzar un «concierto» entre ambas partes para la cesión de dos hectómetros cúbicos de agua en unas 5.000 hectáreas de cultivo, fundamentalmente de maíz y patatas.

Loading...