La CNMC amplia de 3 a 14 los operadores que deben costear el servicio universal

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha ampliado de 3 a 14 (Telefónica y su filial de móviles, Vodafone y Orange) el número de operadores que deberán costear el Fondo Nacional del Servicio Universal para el ejercicio 2014, que se eleva a 18,77 millones de euros, un 4% menos que el ejercicio anterior.

El regulador explica que este aumento se debe a la entrada en vigor de la nueva Ley General de Telecomunicaciones el 10 de mayo de 2014, que eliminaba la capacidad de la CNMC de exonerar a los operadores de la obligación de contribuir al Fondo cuando su volumen de negocios a escala nacional se situara “por debajo de un umbral preestablecido por ella”.

Sin embargo, la nueva LGT establece que deben contribuir a la financiación del fondo “aquellos operadores que obtengan por la explotación de redes o la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas unos ingresos brutos de explotación anuales superiores a 100 millones de euros”.

En consecuencia, para fijar las contribuciones, la CNMC ha tenido en cuenta el volumen de ingresos de comunicaciones electrónicas de los operadores durante el ejercicio de 2014, así como los criterios de reparto en ambos periodos de vigencia de la legislación.

Distribución

En concreto, Telefónica deberá aportar 6,6 millones de euros, lo que representa el 35,39% del importe total, frente a los 7,4 millones de hace un año, mientras que Telefónica Móviles contribuirá con 3,8, millones de euros, el 20,01% del total, frente a los 4,7 millones de 2013.

Por su parte, a Vodafone le corresponde costear el 18% del servicio universal, lo que se traduce en una aportación de 3,4 millones de euros, frente a los 3,9 millones de euros de 2013; mientras que Orange aportará 2,8 millones, un 15,14% del importe total, frente a los 3,5 millones de hace un año.

Los otros diez operadores que deberán aportar los 2,2 millones de euros restantes son Ono (adquirido por Vodafone), con un 3,44% del total; Jazztel (en manos de Orange), con un 2,37%; Yoigo(propiedad de MásMóvil), con un 1,73%; BT España, con un 0,84%; Euskaltel, con un 0,79%; Retevisión, con un 0,75%; Colt Telecom España, con un 0,62%; R Cable, con un 0,56%; Telecable, con un 0,31%, y Lycamobile, con un 0,04%.

El coste del servicio universal mantiene una fuerte senda descendente desde el año 2008, cuando alcanzó los 74,9 millones de euros, y ha caído un 4% entre 2013 y 2014, desde los 19,5 millones de euros hasta los 18,8 millones.

El servicio universal de telecomunicaciones garantiza que todos los usuarios puedan tener acceso a la red telefónica pública fija desde cualquier ubicación geográfica y a un precio asequible, entre otros elementos, como la conectividad de banda ancha a 1 Mb/s y el abono social.

Loading...