La comunidad musulmana se manifiesta para condenar la ‘barbarie’ del terrorismo

33

Alrededor de 2.500 personas, según la Guardia Urbana, de la comunidad musulmana de Catalunya, arropadas por más de 148 entidades, se han manifestado esta tarde en Barcelona para condenar “la barbarie y la sinrazón” de los terroristas que atentaron en Barcelona y Cambrils el pasado jueves.

La portavoz de la Fundación Ibn Battuta, Míriam Hatibi, ha leído en la plaza de Catalunya un manifiesto y ha asegurado que “tenemos un verdadero problema que no debemos esconder” cuando “un joven que ha nacido o ha llegado desde pequeño a Catalunya se rebela contra su país”. En este sentido, la comunidad musulmana ha pedido a las autoridades que “hablemos claramente de cómo afrontar el futuro” y cómo podemos incluir a estos jóvenes para que “sientan que Catalunya es su tierra, de manera que sean capaces de rechazar cualquier mensaje radical o extremista”.

“Los musulmanes que vivimos en Catalunya solo podemos dar las gracias a Catalunya por vuestro apoyo, gracias por venir hoy, por querer acompañarnos en este momento tan importante”, ha expresado Hatibi en el escenario preparado en la plaza de Catalunya y desde donde ha partido la manifestación que ha recorrido la Rambla, donde se produjo el atropello masivo.

El acto ha empezado a las 19.00 horas en el centro de la plaza, desde donde las entidades musulmanas han leído su manifiesto en catalán, castellano y árabe, al tiempo que han desplegado una pancarta verde que rezaba “Comunidad Musulmana contra el Terrorismo”, que presidía la movilización.

En un segundo plano, representantes de las instituciones y partidos políticos acompañaron la manifestación, como el primer y el segundo teniente de alcalde, Gerardo Pisarello y Jaume Collboni, el diputado de Catalunya Sí Que Es Pot en el Parlament Albano Dante Fachín, y el presidente del grupo municipal de ERC, Alfred Bosch.

Tras un minuto de silencio en memoria de las 15 víctimas mortales del atentado del pasado jueves, la movilización ha arrancado entre aplausos, cánticos como “somos musulmanes, no terroristas” o el ya popular “no tenemos miedo” y carteles con distintos mensajes en favor de la paz y el fin del terrorismo.

La manifestación ha realizado una primera parada en el recorrido en la esquina de Rambla y Pintor Fortuny, donde las entidades musulmanas han guardado otro minuto de silencio y han pedido a los asistentes que levantasen las manos e hiciesen un símbolo de corazón, para terminar con gritos de “¡no en nuestro nombre!”.

Al llegar a uno de los puntos donde los coches de la Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra estaban aparcados para custodiar la movilización, los asistentes han empezado a aplaudir a los agentes policiales, en agradecimiento por su trabajo durante y después de los atentados.

Uno de los representantes de las Juventudes Musulmanas Multiculturales, Sohaib Hassani, ha señalado: “Es lo menos que podíamos hacer, no solo como musulmanes, sino como humanos, en honor a la gente que ha fallecido y para agradecer a la ciudadanía y a las fuerzas de seguridad”. “Nos ha sorprendido la respuesta de la población. Hemos recibido llamadas de apoyo de gente de toda Catalunya”, ha agregado Hassani.

La manifestación ha concluido sobre las 19:45h frente al mosaico de Joan Miró en la Rambla, ahora completamente cubierto por las velas y recuerdos para las víctimas del atentado, donde los manifestantes han vuelto a guardar un minuto de silencio y han dado por concluida la movilización con gritos de “no tenemos miedo” y aplausos.

El presidente de la Fundación Ibn Battuta, Mohammed Chaib, quien encabezaba la manifestación, ha calificado el evento como “todo un éxito” y ha asegurado que “nos ha desbordado la respuesta de la gente, que tenía ganas de salir a la calle y expresar su rechazo rotundo al terrorismo”. En el manifiesto, las entidades musulmanas hacían también un llamamiento a todos los participantes en la movilización para que se sumaran a la manifestación del próximo sábado en Barcelona, organizada por la Generalitat y el Ayuntamiento.

“Debemos trabajar todos y todas juntos para que no vuelva a pasar nunca más, para que nuestros jóvenes catalanes musulmanes no abracen ideologías perversas que no tienen justificación ni explicación, y que no tiene que ver nada con el Islam”, han concluido la comunidad musulmana en el manifiesto leído esta tarde.