Inicio Actualidad La condición de C’s para mantener el acuerdo con el PP hasta...

La condición de C’s para mantener el acuerdo con el PP hasta 2019: que se vaya ya Cifuentes

Ciudadanos mantendrá el acuerdo de Gobierno de Madrid con el PP, pero con Cristina Cifuentes fuera de la Comunidad. Se trata del principio sentado el pasado lunes por la cúpula del partido de Albert Rivera. Y es que los naranjas no quieren que el escándalo del máster que atrapa a la presidenta madrileña se convierta en un factor de desestabilización para la comunidad madrileña, ni de que llegue al poder quien no ganó las elecciones ni representa al colectivo mayoritario de votantes.

Pero los hombres de C´s sí quieren que se aplique ya lo que denominan el ‘plan Murcia’: lo mismo que ocurrió en esa comunidad cuando el presidente autonómico Pedro Antonio Sánchez (PP) cayó imputado. Es decir, que Cifuentes salga de la Presidencia autonómica y sea sustituida por otra persona que tendrán que proponer los Populares.

Ciudadanos, como adelantó OKDIARIO, no permitirá que la crisis de Cifuentes suponga un giro radical del Gobierno. No está dispuesto a que el plan trazado por PSOE y Podemos dé la vuelta a la forma de gestionar la Comunidad. Por ello, el partido de Rivera no se sumará a la moción de censura impulsada por la izquierda. Pero C’s sí considera que lo situación de Cifuentes es lo suficientemente delicada como para que, si no consigue aclarar totalmente lo ocurrido, dimita y sea sustituida por otra persona del PP.

Fuentes de Ciudadanos consultadas por OKDIARIO recuerdan que la Fiscalía de Móstoles ha abierto ya diligencias de investigación penal en este caso ante las irregularidades detectadas en el título de la presidenta. Y la propia Universidad se ha sumado a la judicializacion llevando el asunto ante la Ministerio Público.

Ante esa tesitura, la propia dirección nacional del PP asegura oficialmente que mantiene su apoyo a Cifuentes y que se remite a las decisiones que vaya adoptando la Justicia. Es más, en la última convención han sido notables las muestras externas de apoyo a la presidenta. Pero lo cierto es que, pese a esa versión oficial, la extraoficial acepta que puede haber llegado el momento de empezar a diseñar la sustitución de la figura de Cifuentes.

Por todo ello, desde el PP saben que tendrán que acabar entrando en negociación con Ciudadanos para salvar el Gobierno de la Comunidad de Madrid aunque eso suponga la salida de Cifuentes.

El PP pone dos nombres sobre la mesa

Por ello, el PP ha trasladado ya a Ciudadanos el mensaje de que, si es necesario -y así parece- habrá negociación y, de hecho, el partido en el Gobierno cuenta ya con dos nombres para negociar con los de Rivera un alternativa a Cristina Cifuentes, tal y como adelantó este diario.

Los dos perfiles que ya han sido analizados y cuentan con probabilidades de ascender a la Presidencia regional son los de los populares Pedro Rollán y el consejero de Presidencia, Ángel Garrido. Nombres que han empezado a chequearse ya por el PP como mecanismos para evitar que una caída de Cifuentes tenga que suponer una pérdida del Gobierno autonómico por parte del partido.

Rollán es en estos momentos consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio. Ha pasado previamente por la cartera regional de Transportes, Vivienda e Infraestructuras y, entre 2007 y 2015, fue alcalde de Torrejón de Ardoz.

Garrido es el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid. Ha sido concejal del Ayuntamiento de Madrid entre 1999 y 2015. Y ha ocupado las presidencias de las Juntas de Distrito de Vallecas Villa, Latina, Usera y Chamberí con los alcaldes Jose María Álvarez del Manzano y Alberto Ruiz Gallardón. También fue presidente del Pleno del Ayuntamiento de Madrid con Ana Botella.
Garrido, además, fue el encargado de negociar el acuerdo de investidura de Cifuentes con el apoyo de C’s.

Un tercer nombre, el de la también consejera Engracia Hidalgo,         responsable de Economía, también se ha sondeado. Pero ella no es diputada regional, lo que imposibilita que puede convertirse en presidenta según la normativa autonómica.