Inicio Actualidad La cronología del robo del móvil a la exasesora de Pablo Iglesias...

La cronología del robo del móvil a la exasesora de Pablo Iglesias que desmonta su teoría de las cloacas del Estado

La historia del móvil de Dina Bousselham se remonta al 1 de noviembre de 2015 cuando a la exasesora de Pablo Iglesias le roban el móvil en el Ikea de Alcorcón y ella denuncia el robo. En él, había una tarjeta de memoria con información sensible. Aparecían fotografías íntimas de ella, documentos de estrategia de Podemos y conversaciones privadas.

A principios de enero de 2016, Antonio Asensio, que era presidente de Grupo Zeta y editor de la desaparecida revista ‘Interviú’, le entrega la tarjeta que había llegado a la redacción en un sobre a Pablo Iglesias. El hoy vicepresidente de Derechos Sociales agradece el gesto y se va con la tarjeta de memoria tras revisarla.

Otra copia acaba en la casa del excomisario Villarejo. Se la había dado el director de ‘Interviú’, Alberto Pozas, que había hecho una copia. Hasta abril de 2019, Pozas fue Director General de Información Nacional de la Secretaría de Estado de Comunicación. Todo esto está ahora siendo investigado por el juez Manuel García-Castellón en la Audiencia Nacional como pieza separada del caso Villarejo.

Este contexto ha sido utilizado por los líderes de Podemos, que han defendido que Pozas le había dado toda la información privada a Villarejo para que la compartiera con los medios de comunicación. De esta forma, han insistido en que “las cloacas del Estado” estaban confabulando con las «cloacas mediáticas» para atacarlos.

SE DESMONTA LA VERSIÓN DE IGLESIAS

Pero según el juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, Pablo Iglesias tuvo en su poder la tarjeta de memoria mucho antes de la copia que se encontró en poder de Villarejo.

El excomisario aseguró ante el juez que entregó al por entoncesnúmero dos de la Policía Nacional, Eugenio Pino, la información del teléfono móvil, cuyo contenido acabó publicado en ‘Ok Diario’ tras la repetición electoral de junio de 2016. El medio digital de Eduardo Inda publicó en julio de 2016 el contenido de un chat interno de Podemos en el que Pablo Iglesias hablaba de azotar a la presentadora de televisión Mariló Montero.

Tras las publicaciones, Dina Bousselham, hoy directora de la web vinculada a Podemos ‘La Última Hora’, pidió que se investigara quién tenía su teléfono. Fue en enero de 2017 cuando Pablo Iglesias le comunicó a Dina Bousselham que tenía la tarjeta de memoria que Asensio le había entregado en enero de 2016. Se la devolvió, pero no se pudo acceder al contenido porque la tarjeta estaba deteriorada.

Esto ha puesto las sospechas sobre el vicepresidente del Gobierno ya que si en el Grupo Zeta pudo revisar la tarjeta y Bousselham después no, todo apunta a que fue él el responsable de su deterioro.

El lunes, el juez le quitó a Iglesias la condición de perjudicado. Sin embargo, el vicepresidente ha recurrido el auto del juez Manuel García Castellón sobre la base de que el magistrado tomó la decisión sin «base fáctica indiciaria alguna» y sin «base jurídica». La defensa de Iglesias sostiene que de lo investigado hasta el momento no se puede concluir que el también líder de Podemos devolviera dañada a la que era su asesora Dina Bousselham la tarjeta de su teléfono móvil.