La CUP celebra el consejo político con protesta de la ultraderecha ante la sede

El consejo político de la CUP ha debatido este sábado en la sede del partido en Barcelona las líneas maestras del programa electoral con vistas a las elecciones del 21 de diciembre. Más de un centenar de personas se han concentrado ante la sede del partido ante la manifestación convocada por colectivos de extrema derecha en las inmediaciones. Ha habido momentos de tensión y enfrentamientos puntuales entre ambas partes. 

La CUP ha propuesto a ERC y JuntsxCat que uno de los puntos que compartan sus programas electorales sea “el compromiso de hacer efectiva la República como un nuevo Estado independiente de acuerdo con el mandato del 1-O y la proclamación del 27 de octubre”. La número dos de la lista de la CUP, Maria Sirvent, ha asegurado tras el consejo político que se han planteado estos puntos a las otras fuerzas independentistas y que ya se han reunido varias ocasiones. Los otros dos puntos que proponen son exigir “la liberación de los presos políticos” y el control efectivo del territorio, que pasa por la retirada del Estado y de la Guardia Civil. También impulsar un proceso constituyente.

Despliegue policial

Efectivos de la policía se han desplazado ante la sede de la CUP para evitar enfrentamientos entre militantes del partido y los extremistas de derechas. Una decena de furgonetas de los Mossos se han situado en la zona, que ha sido blindada con unas vallas.

Llamamiento a la militancia

El número cinco de la lista de la CUP a las elecciones del 21 de diciembre, Jordi Salvia, llamó ayer a la militancia a hacer un cordón humano ante la sede del partido para defenderla ante la concentración de la ultraderecha convocada. 

La convocatoria ‘Por España me atrevo’ y secundada por Somatemps se hizo a través de un cartel difundido en las redes sociales en el que parece una caricatura de Anna Gabriel debajo de una ducha, el lema ‘La calle ya no es vuestra’ y llama a concentrarse ante la sede de la CUP a las 12.00.

Denuncia

La CUP presentó denuncia a la Junta Electoral de Zona de Barcelona (JEZ) y al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya para desautorizar la concentración de la ultraderecha. Tanto la JEZ como el TSJC se inhibieron en el caso. La CUP informó de que su equipo jurídico estudia impugnar la composición de la Junta Electoral Central porque considera que está actuando “de parte” al aceptar recursos de otras formaciones prohibiendo expresiones en medios públicos, o utilizar el color amarillo que pide la libertad de los consellers cesados encarcelados, y en cambio se inhibe en este caso.

Loading...