La CUP llama a sus bases a proteger su sede ante una “concentración de ultraderecha”

    El número 5 de lista de la CUP para las elecciones autonómicas del 21 de diciembre, Jordi Salvia, ha llamado a la militancia cupaire a hacer un cordón humano ante la sede del partido a partir de las 10 horas, donde se ha convocado una “concentración de ultraderecha” este sábado.

    La convocatoria “Por España me atrevo” y secundada por Somatemps se hizo a través de un cartel difundido en las redes sociales en el que parece una caricatura de Anna Gabriel debajo de una ducha, el lema “La calle ya no es vuestra” y llama a concentrarse ante la sede de la CUP a las 12 horas.

    Denuncia a la junta electoral

    Se da la circunstancia de que los cupaires anunciaron una reunión del Consell Polític del partido en la sede este sábado para acabar de cerrar el programa electoral.

    Por ese motivo, la CUP presentó denuncia a la Junta Electoral de Zona de Barcelona (JEZ) y al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña  (TSJC) “con la voluntad de que sea desautorizada y se garantice en todo momento el normal desarrollo” de la actividad política del partido.

    Los cupaires han explicado que tanto la JEZ como el TSJC se han inhibido y no han prohibido la concentración, y han trasladado la responsabilidad a la Consejería de Interior, que “actualmente esta en manos del Gobierno español tras la aplicación del artículo 155” de la Constitución.

    Exponen que los Mossos d’Esquadra “todavía no han hecho ningún informe de la situación” pese a la insistencia de los abogados de la CUP ante Interior.

    “La JEZ y el TSJC nos deja en absoluta indefensión, así que nos veremos obligados a hacer un cordón de seguridad ante la sede que permita a los representantes del Consell Polític reunirse”, ha razonado Salvia.

    Defensa “pacífica”

    Para el miembro de la lista ‘cupaire’ la concentración del sábado es “la segunda parte del 20 de septiembre” cuando miembros del cuerpo de antidisturbios de la Policía Nacional estuvieron varias horas en formación en los aledaños de la sede.

    “Aquella vez el Estado pretendía asaltar de forma ilegal nuestra sede de la mano de la Policía Nacional, esta vez vienen de la mano de la extrema derecha. Les recibiremos como entonces, de forma calmada y pacífica, pero de pie y decididos a no dejarnos intimidar”, señala la CUP.

    En el mismo comunicado, la CUP anuncia que su equipo jurídico estudia impugnar la composición de la Junta Electoral Central porque considera que está actuando “de parte” al aceptar recursos de otras formaciones prohibiendo expresiones en medios públicos, o utilizar el color amarillo que pide la libertad de los consellers cesados encarcelados, y en cambio se inhibe en este caso.

    Loading...