Inicio Actualidad La diferencia de precios entre gasolineras superan el 20%

La diferencia de precios entre gasolineras superan el 20%

Las diferencias de precios en España de gasolina y gasóleo llegan a superar los 30 céntimos por litro en función de la gasolinera escogida. Los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, que se actualizan constantemente, evidencian las elevadas disparidades de tarifas que aplican las petroleras y las distribuidoras independientes en función del nivel de competencia geográfica de sus establecimientos y sus costes estructurales. En la práctica, los conductores pueden ahorrarse el 20% si eligen bien la gasolinera a 15 kilómetros a la redonda, lo que equivale a unos 12 euros por depósito de media.  

Según datos del ‘Boletín Petrolero de la UE’, el precio medio del litro de gasolina se ha situado esta semana en 1,339 euros. Por su parte, el precio medio del litro de gasóleo es de 1,276 euros. Pero esas medias son engañosas ya que las diferencias pueden ser importantes. El uso de aplicaciones de móvil para buscar las gasolineras más baratas es una opción rentable para el consumidor. Con respecto a las mismas fechas del año pasado, el precio medio del litro de gasóleo es un 15% más caro, mientras que en el caso de la gasolina acumula un encarecimiento del 11%.

Las diferencias entre precios máximos y mínimos llegan a los 0,35 euros en el caso de la gasolina y a los 31 céntimos por litro en el diésel, más del 30%. Y en ocasiones esos niveles de precios mínimos y máximos se encuentran cerca, en una misma provincia o incluso a una decena de kilómetros. El ahorro al llenar un depósito de 50 litros de combustible será superior a los 12 euros con facilidad si se puede escoger la gasolinera en el momento oportuno. 

En el caso del diésel ya solo se paga menos de un euro el litro en Canarias, ya que la carga de impuestos allí es menor. El gasóil más barato se encuentra esta semana en Valencia, a 1,087 euros, en Cortes de Pallás, mientras que el más caro habrá que pagarlo en Granada a 1,399 euros el litro. Pero en Valencia se paga también a 1,379, por ejemplo. En Barcelona, las gasolineras del centro de la ciudad venden el diésel a 1,385 euros mientras que en grandes superficies, a menos de 15 kilómetros, este precio se rebaja a 1,139. 

En el caso de la gasolina, la más barata está también en Cortes de Pallás a 1,149 euros el litro, frente a la más cara en la Península, en Granada, a 1,499 euros. Ambas gasolineras parecen optar sin tapujos a los galardones de la más barata y la más cara de España, aunque esa clasificación cambia habitualmente.

Las razones que fundamentan las diferencias de precios parecen más a apuntar a estrategias comerciales que estrictamente a costes del producto. Existen elevadas oscilaciones de los precios según el punto de venta, al margen de las oscilaciones de los costes de la materia prima. Las gasolineras aplican el precio máximo que el mercado está dispuesto a aceptar.  

En las gasolineras del centro de Barcelona, los conductores tienen que pagar precios considerablemente más altos que en las de centros comerciales. En ocasiones influye el número de trabajadores de la gasolinera, pero no siempre. Así, en el centro de Barcelona la tarifa más extendida de la gasolina sin plomo 95 era de 1,459 euros esta semana mientras que en gasolineras de firmas de hipermercados está a 1,188 euros el litro, una diferencia teambién de casi 12 euros al llenar el depósito. Las gasolineras más baratas no suelen tener personal, están completamente automatizadas.