Inicio Actualidad La Ertzaintza investiga la denuncia del portero del Majadahonda por recibir insultos...

La Ertzaintza investiga la denuncia del portero del Majadahonda por recibir insultos racistas

La Ertzaintza investiga la denuncia presentada por el portero del club de fútbol Rayo Majadahonda, Cheikh Sarr, natural de Senegal, por un presunto delito de odio, al haber recibido insultos racistas durante el partido de Primera Federación que enfrentaba este pasado sábado al club madrileño con el Sestao River Club y que se celebraba en el campo de Las Lanas, en Sestao (Vizcaya).

Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad a Europa Press, la Policía vasca ha abierto una investigación que aclare los hechos sucedidos, después de que una persona haya presentado también una denuncia por agresión contra el portero del club madrileño.

Sobre el minuto 84 del partido que enfrentaba ayer al Sestao y al Majadahonda, el portero del equipo visitante fue expulsado por saltar a la grada y encararse con los aficionados. Tras ser suspendido momentáneamente tras el percance del portero con un espectador, se suspendió el partido de forma definitiva pasado el minuto 90.

Posteriormente, el club vizcaíno emitió un comunicado oficial en el que reiteró su «más absoluta condena» contra el racismo y la violencia, «cumpliendo siempre con todos los protocolos de la Ley del Deporte en todas sus formas». «No toleramos ningún tipo de ataque racista. El racismo no tiene cabida dentro nuestra institución, como hemos demostrado en nuestros más de cien años de existencia», añadió.

Tras hacer un llamamiento a la responsabilidad y rigor ante un tema «muy delicado y que como tal hay que tratarlo», anunciaba que, «si se demuestran los presuntos insultos racistas», el Sestao River Club pondrá todos sus medios a disposición para colaborar con la justicia deportiva y depurar las responsabilidades de quien corresponda.

Comunicado de la RFEF

Por su parte, la Real Federación España de Fútbol hizo público otro comunicado en el que explicaba que el partido entre el Sestao River Club y el CF Rayo Majadahonda, choque correspondiente a la 30ª jornada de Primera Federación, había quedado suspendido en el minuto 84 después de un incidente entre aficionados de un fondo del Campo Municipal de Las Llanas y Cheikh Sarr, portero del conjunto visitante, quien denunció haber recibido insultos racistas «sin que ningún miembro del equipo arbitral, dado su posicionamiento en el terreno de juego, pudiera escucharlos».

Francisco García Riesgo, árbitro del encuentro, suspendió el partido cuando los futbolistas del equipo visitante decidieron abandonar el terreno de juego debido a los hechos mencionados, sin que el colegiado pudiera poner en práctica el protocolo antirracismo, ya que el conjunto madrileño se negó a seguir jugando.

En base al acta del árbitro, se resolverán las cuestiones de índole disciplinaria y se dará también traslado al órgano competicional para que tome las decisiones pertinentes.

Por último, la RFEF afirmó que rechaza, «de manera tajante y sin paliativos, cualquier acto o conducta racista, como los insultos recibidos por el jugador Marcos Acuña en el Getafe CF-Sevilla FC de este mismo sábado», y reiteraba su compromiso en la lucha contra esa lacra.

Majadahonda

Por su parte, el Club de Fútbol Rayo Majadahonda S.A.D., ha expresado este domingo en un comunicado su «más profundo rechazo y condena ante los actos de racismo» sufridos por su portero, Cheikh Sarr, durante el encuentro disputado contra el Sestao River Club en el estadio de Las Llanas, comportamientos que van «en contra de los valores de respeto, igualdad y deportividad» que promueve el club.

«Ante los lamentables hechos, donde Cheikh Sarr fue objeto de insultos racistas por parte de algunos asistentes, nuestro equipo tomó la decisión de no continuar con el partido. Esta decisión responde a nuestra firme postura de no tolerar actos de discriminación o racismo de ninguna índole», ha indicado.

Tras expresar su «profunda preocupación y desacuerdo con la falta de sensibilidad» mostrada al expulsar a su jugador del encuentro, sin tener en cuenta las circunstancias bajo las cuales se produjo su reacción, ha lamentado «profundamente» que su portero y el equipo hayan tenido que enfrentarse a una situación «tan desagradable».

Según ha manifestado, en el C.F. Rayo Majadahonda fomentan un ambiente de «respeto mutuo, tanto dentro como fuera del campo», y trabajan continuamente para garantizar que sus jugadores, staff y aficionados se sientan seguros.

Por ello, ha hecho un llamamiento a todas las partes involucradas en el mundo del fútbol para trabajar juntos en la erradicación del racismo de este deporte. «Es responsabilidad de todos promover un entorno libre de discriminación», ha subrayado.

Además, ha expresado su apoyo «incondicional» a Cheikh Sarr y a cualquier miembro del club que pueda ser víctima de actos de racismo o discriminación. «No están solos. Como club, tomaremos todas las medidas necesarias para apoyarlos y protegerlos«, ha señalado, para agradecer las muestras de apoyo y solidaridad recibidas, y reiterar su compromiso con la lucha contra el racismo y la discriminación en todas sus formas.