Inicio Actualidad La escisión de ETA anuncia un nuevo “proceso de lucha”

La escisión de ETA anuncia un nuevo “proceso de lucha”

“Por las buenas no vamos a conseguir nada”. Uno de los dirigentes de ATA (AmnistIa ta Askatasuna), Jon Yurrebaso, “Irene”, que tiene en su poder, al menos, 60 pistolas “robadas” a la banda, lo deja claro en un escrito difundido por las redes sociales. Además, critica la llamada “vía Sortu” para que los presos progresen de grado y que no es aceptada, tal y como adelantó LA RAZÓN, por cerca de la mitad de los reclusos.

Como por “las buenas” no se consigue nada, explica los objetivos del movimiento: “aquí existe proceso de paz. Aquí existe un proceso de lucha que en estos momentos pasa por la conformación de un movimiento socialista revolucionario vasco de liberación nacional con clara posición de clase. Y el objetivo principal sigue inalterable después de 60 años. La creación del Estado Socialista Vasco”.

Yurrebaso, que, junto a Iñaki Bilbao, “Txikito”, son dos de las figuras más representativas de este movimiento, afirma que “no nos cansaremos de recordarlo. No hay nación oprimida que apoyándose en las leyes de su opresor encuentre su libre futuro. Jamás la clase capitalista organizará sus instrumentos de guerra (Estado, sistema económico, partidos, sindicatos, medios de comunicación, etc.) si no es para salvaguardar sus intereses. Jamás su ley, su democracia, contará con los que oprime y explota. Y hablamos del pueblo trabajador vasco. Jamás en sus instituciones (ni fuera de ellas) admitirá que la clase trabajadora vasca sea dueña de su futuro”.

Califica la “vía Sortu”, patrocinada por Arnaldo Otegui, de “macabro desastre político, humano y ético (…) las reinserciones, las Vías Sortu, los procesos de paz… quieren decir sumisión de la parte insurgente al Estado ocupante y opresor o a la dictadura del capital de turno”.

Comenta que “todavía lo que tendremos que ver de parte de los social-demócratas, tibios/as, burócratas y, en general, de los y las que como logro superior tienen su propio bienestar. Se sientan vascas, irlandesas vasco españoles o lo que tengan a bien elegir».

Se refiere al llamado “proceso de paz”: “nos aseguraban que la cuestión y contradicción principal para avanzar en el proceso de liberación nacional y social era que la lucha político-militar estaba desfasada. Lo correcto era dejar el monopolio de la violencia al estado (del capital) y, como la sociedad vasca era madura, iniciar una dinámica de desobediencia”. “Esta dinámica de desobediencia lograría lo que hasta ese momento , y en los últimos 60 años, el MLNV no había podido conseguir. Esto es, y sin decirlo todo de golpe, con la varita mágica de la democracia del sistema que nos ocupa y explota, lograr nuestros máximos objetivos de liberación nacional y social”.

Yurrebaso es contundete: “resumiendo mucho, de desobediencia nada de nada. Apoyo al PSOE-GAL, acuerdos con la burguesía vasco-española del PNV en relación al preámbulo de un nuevo pacto autonomista español de donde nunca vendrá el Estado Socialista Vasco… Y todo esto en menos de 10 años (…)

Y ataca directamente a Otegui: “hoy en día EHBildu funciona en sus intervenciones, pactos, alianzas, en lo que no hace, en lo que justifica en… como un partido más del sistema francés o español”. “Lo que finalmente ocurrió y ocurre es que hemos caminado bajo el manto de la pequeña burguesía vasca y todos los burócratas y oportunistas que se han querido unir al festín. Es de esperar que no cometeremos los errores del pasado”.

►Un 45% de los presos de ETA no obedece las órdenes de Otegui