Inicio Actualidad La estadística dice que Vettel será campeón del mundo este año

La estadística dice que Vettel será campeón del mundo este año

¿Quién se convertirá en pentacampeón del mundo de Fórmula 1 esta temporada? ¿Sebastian Vettel o Lewis Hamilton? Si hacemos caso a la lógica, el piloto británico sigue siendo el máximo favorito para triunfar, pues se encuentra en el monoplaza más competitivo. Sin embargo, Lewis tendrá que hacer caer una estadística con 36 años de antigüedad para lograrlo, esa que dice que aquel piloto que gana las dos primeras carreras del año se asegura el mundial. De esta forma, Sebastian Vettel tendría muy bien encarado el que sería su primer entorchado vestido de rojo.

Como decíamos, hace casi cuatro décadas fueron Alain Prost y Renault los últimos que se las arreglaron para no triunfar después de ganar las dos primeras pruebas del calendario. Ese año, la leyenda francesa acabó el mundial cuarto. Desde entonces, pilotos como Ayrton Senna, Nigel Mansell, Michael Schumacher, Damon Hill, Mika Hakkinen, Jenson Button, Nico Rosberg o el propio Sebastian Vettel lo han logrado.

Números aparte, lo más importante de cara a las posibilidades de Sebastian Vettel será que Ferrari logre desarrollar a buen ritmo del SF71H, algo de lo que pecó el año pasado a finales cuando Mercedes se mostró mucho más fuerte según avanzaba la temporada. Además, los italianos tampoco deberán mostrar flaquezas en términos de fiabilidad -otro de sus talones de aquiles en 2017- ni tener fallos en boxes como el sufrido en Bahrein por Kimi Raikkonen.

Por su parte, Sebastian Vettel tendrá que mantener el buen nivel de pilotaje que está mostrando al principio de esta temporada. Si bien Kimi Raikkonen parece más cerca que nunca de él en términos de velocidad, el teutón se está mostrando más tranquilo que nunca dando rienda suelta a su calidad. Lo vimos en Australia aprovechando las oportunidades que se le presentaban y en Bahrein controlando la carrera cuando estaba acorralado. Sea como sea, lo que está claro es que hay mundial. Y de los buenos.