Inicio Actualidad La Fiscalía deja a Sánchez sin coartada para la amnistía: la violencia...

La Fiscalía deja a Sánchez sin coartada para la amnistía: la violencia bajó en Cataluña «por la acción de la justicia»

La Fiscalía General del Estado que dirige Álvaro García Ortiz ha dejado involuntariamente sin coartada al presidente del Gobierno Pedro Sánchez para la amnistía del 1-O. La Memoria anual del Ministerio Fiscal demuestra que en los últimos años el «Movimiento Violento Independentista Catalán» descendió progresivamente y que en parte fue gracias a «la acción de la justicia».

Desde que el Ejecutivo socialista presentara en noviembre la proposición de Ley de amnistía, Pedro Sánchez, el ministro de Justicia Félix Bolaños y otros miembros del Consejo de Ministros han justificado la elaboración de esta norma para «mejorar la convivencia». El propio Sánchez ha reiterado en los últimos años su apuesta por «desjudicializar» el conflicto en Cataluña para alcanzar una resolución. No obstante, la Fiscalía deja en evidencia estos dos mantras repetidos por el Gobierno.

En primer lugar, la Memoria anual de la Fiscalía desde el año 2021 hasta la última del año 2023, refleja una disminución notable del «Movimiento Violento Independentista Catalán» en el apartado dedicado a «terrorismo nacional».

En la Memoria anual 2021 se afirma que «durante 2020 se ha visualizado el descenso en la presión y movilización del independentismo radical violento, limitándose básicamente a difundir consignas, si bien se mantuvieron determinadas acciones, como los cortes diarios de avenidas y calles».

«Coincidiendo con la Diada, la actividad violenta más reseñable fue la sucesión de actos de sabotaje en vías férreas y quema de mobiliario urbano iniciada la madrugada del 10 al 11 de septiembre. Los incendios en el casco urbano fueron anecdóticos, mientras que los ataques a las instalaciones de ADIF mostraron un mayor nivel de coordinación», añade la Memoria anual de 2021.

El «Movimiento Violento Independentista Catalán» siguió en declive y la Memoria Anual 2022 de la Fiscalía subraya que «el 2021 ha sido, por distintos factores sociopolíticos, un año de exigua actividad violenta en el ámbito de esta amenaza, comparado con otros anteriores. La crisis sanitaria por el COVID-19 ha ocasionado el descenso en la presión y movilización del independentismo radical y violento catalán, con el mantenimiento de acciones simbólicas, como los cortes diarios de la avenida Meridiana de Barcelona, y otras reivindicativas, de frecuencia semanal, en varios puentes sobre las carreteras».

«Lo que en la etapa 2017-2019 constituyó una genuina red, coordinada y dinámica, de ejercicio de la violencia callejera, mayoritariamente de baja intensidad, ha decaído al mismo ritmo que la militancia radical ha ido abandonando la acción directa«, destaca esta Memoria del Ministerio Fiscal.

Finalmente, la Memoria anual 2023 de la Fiscalía culmina la tesis de la caída de la violencia en Cataluña y recoge que «durante 2022 se ha detectado una disminución de las acciones de sabotaje debido principalmente al agotamiento de la militancia y a la falta de hechos relevantes para su imaginario que puedan ser utilizados como revulsivo para la convocatoria de grandes manifestaciones y campañas de acciones».

Esta misma Memoria Anual desmonta a su vez el argumento del Gobierno sobre la necesidad de «desjudicializar» el problema catalán para solventarlo. La Fiscalía reconoce que «la pérdida de la iniciativa por parte de estos grupos violentos motivada también en parte por la acción de la justicia ha ocasionado que gran parte de su actividad se centre en la llamada «Antirrepresión»».

Tsunami y los CDR, «terrorismo nacional»

Ta y como publicó este diario, la Fiscalía General del Estado incluyó a Tsunami Democrátic y a los CDR en el capítulo de «terrorismo nacional» en su Memoria anual del año 2020. El Ministerio Público estaba entonces dirigido por Dolores Delgado y su mano derecha como fiscal jefe de la Secretaría Técnica era el actual fiscal general, Álvaro García Ortiz.

La citada Memoria anual del año 2020 de la Fiscalía recoge los ataques de Tsunami Democrátic en el epígrafe «4.4 Evaluación por áreas. Terrorismo», concretamente en el punto «4.4.2 Terrorismo nacional». En este bloque de la Memoria se habla de «Movimiento Violento Independentista Catalán».