Inicio Actualidad La Fiscalía italiana investiga la relación entre algunas ONG y las mafias...

La Fiscalía italiana investiga la relación entre algunas ONG y las mafias dedicadas al tráfico de personas a Europa

Un buque oenegetero que operaba en el Mediterráneo podría haber estado operando en connivencia con las mafias dedicadas al tráfico de personas a Europa, según una investigación promovida por la Fiscalía italiana.

Algunas fotografías hechas durante la investigación muestran cómo los inmigrantes a bordo de pequeñas embarcaciones controladas por las mafias son embarcados en buques de rescate pertenecientes a ONG, para de esta forma burlar a las autoridades marítimas italianas.

La oenegetera alemana Jugend Rettet ha sido acusada de trasladar inmigrantes hasta Libia, donde pasaban a manos de los traficantes. Estas revelaciones fueron hechas luego de que los investigadores confiscaran el pasado miércoles un barco de la organización de ayuda, Iuventa, en Lampedusa, e incautaran abundante documentación. Las investigaciones se iniciaron en octubre de 2016.

Ambrogio Cartosio, fiscal jefe de la ciudad siciliana de Trapani, señaló: “Tenemos evidencias de encuentros entre traficantes que escoltaron a inmigrantes ilegales hasta el barco Iuventa y miembros de la tripulación”. Dijo también que por el momento no existen evidencias de pagos de los traficantes a los oenegeteros.

Un agente de policía encubierto logró infiltrarse en el buque Vos Hestia, de Save the Children y al parecer ha aportado datos a los fiscales que servirían para apuntalar las acusaciones.

La organización Save the Children (Rescates de jóvenes) se negó a comentar las acusaciones. Dijo en canbio que “el “rescate de vidas humanasa es y será nuestra máxima prioridad”.

Altos funcionarios italianos han insistido en que las organizaciones benéficas que acudan al rescate de ilegales en el Mediterráneo deberán estar inscritas y cumplir un código elaborado por el Gobierno italiano.

Algunos expertos, sin embargo, sostienen que impedir las operaciones del “salvamento” de estas organizaciones podría contradecir el derecho internacional en lo concerniente a la obligatoriedad de los buques de ayudar a las personas que estén en peligro.

Las ONG son responsables de entre 35 y el 40 por ciento de las operaciones de rescate.