La Fiscalía ordena a los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil que requisen urnas

Ni media hora ha durado la reunión que este mediodía se ha celebrado en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya y a la que habían sido citados el major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, el comisario jefe de la Policía Nacional en Catalunya, Sebastián Trapote, y el jefe de la Guardia Civil de Cataluña, el general Ángel Gozalo.

En el encuentro, el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, ha entregado a los tres mandos policiales la instrucción con fecha del 8 de septiembre en la que se ordena a los tres incautar cualquier material vinculado con el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre.










Insta a requisar urnas, sobres electorales

“Los funcionarios policiales, a fin de evitar la consumación o el agotamiento de los delitos, procederán directamente a adoptar las medidas necesarias para intervenir los efectos o instrumentos destinados a preparar o celebrar el referéndum ilegal, requisando urnas, sobres electorales….”, dice uno de los párrafos de la instrucción.

En su escrito, la propia fiscalía recuerda que tiene capacidad para dirigir esta investigación al margen de cualquier otra actuación judicial. Y pide a los tres mandos celeridad y urgencia en el redactado de atestados policiales. Es decir, les ordena que investiguen y localicen donde está el material que la Generalitat tiene previsto utilizar para la celebración de la consulta.

Hasta ahora, sólo la Guardia Civil ha dado pasos encaminados a localizar las papeletas, y de hecho solicitó el registro de una imprenta de Constantí en la que se sospechaba que se estaba fabricando parte del material electoral. La Policía Nacional, por su parte, aseguran sus responsables que están trabajando en el mismo sentido y los Mossos d’Esquadra son los únicos que en las últimas horas se han negado a hacer ninguna declaración sobre esta instrucción, ni si destinarán a una unidad determinada de una comisaría específica a la investigación sobre el paradero de ese material.


Recuerda al major Trapero que no deberá atender a órdenes de sus superiores políticos si son contrarias a la legislación










En su instrucción, la fiscalía recuerda expresamente a los Mossos d’Esquadra que “están obligados a seguir las instrucciones” del ministerio público. Y seguidamente les recuerda también que “la obediencia debida” a sus responsables políticos “no podrá amparar órdenes que entrañen la ejecución de actos contrarios a la Constitución”. Es decir, el ministerio público recuerda al major Trapero que no deberá atender a órdenes ni instrucción de sus superiores políticos si estas son contrarias a la legislación.









Loading...