Inicio Actualidad La Gaceta regala a sus lectores el libro definitivo que desmonta la...

La Gaceta regala a sus lectores el libro definitivo que desmonta la ‘Memoria Histórica’ – La Gaceta de la Iberosfera

Hermann Tertsch, Francisco José Contreras, Stanley G. Payne, Fernando Sánchez Dragó, Pedro Carlos González Cuevas, Angel David Martín Rubio, Alfonso Ussía, Jesús Lainz, Luis E. Togores, Miguel Platón, Javier Barraycoa, Alberto Bárcena, José Manuel Otero Novas, Jesús Palacios y Pedro Fernández Barbadillo.

La Gaceta de la Iberosfera se complace en ofrecer a sus lectores el libro definitivo sobre la amenaza que supone para la paz en Europa la mal llamada ‘Memoria Histórica’ y que es una poderosa herramienta política del progresismo occidental. En un contexto de batalla cultural, la izquierda, con especial virulencia la progresía española, reinterpreta el pasado a su antojo con el propósito indisimulado de dominar el presente y reducir la complejidad de los hechos históricos a un entrentamiento entre verdugos y víctimas, entre fascismo y antifascismo.

En este libro, editado por el Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos del Parlamento Europeo, en el que está encuadrado VOX, un grupo de relevantes historiadores españoles, junto con la aportación fundamental del hispanista Stanley G. Payne, analizan las principales consignas míticas del llamado movimiento memorialista español (el carácter espontáneo de la violencia contra los católicos, los presos “esclavos”, la dureza de la represión de la posguerra, la vinculación del régimen español con el III Reich, la amnistía como exigencia de los franquistas, el pacto de silencio en la Transición, etc.) y las desmontan mediante los datos y los hechos. Además, aportan sus testimonios un exministro de los primeros Gobiernos democráticos posfranquistas, un escritor encarcelado en los años 50 por su militancia comunista y otro autor descendiente de un intelectual asesinado en el genocidio de católicos perpetrado por la izquierda durante la Guerra Civil de 1936 a 1939.

La lista completa de los autores que escriben en esta obra definitiva es la siguiente:

Hermann Tertsch del Valle Lersundi: Memoria manipulada o el veneno de la mentira

Francisco José Contreras: La Historia como arma política

Stanley G. Payne: La ‘memoria histórica’ y la ruptura de la democracia española

Fernando Sánchez Dragó: ¿Memoria Histórica o Ministerio de la Verdad?

Pedro Carlos González Cuevas: «Pasados utilizables», «memorias incompletas» y prácticas políticas

Angel David Martín Rubio: ¿Fue la persecución de izquierdas a los católicos equivalente a un genocidio?

Alfonso Ussía: La sonrisa asesinada

Jesús Laínz: Memoria de la destrucción contra la destrucción de la memoria

Luis E. Togores: Cómo España evitó entrar en la Segunda Guerra Mundial

Miguel Platón: ¿Fue la represión en la posguerra implacable con los vencidos?

Javier Barraycoa: Juicio y muerte de Lluis Companys: un mito

Alberto Bárcena: ¿Funcionó el Valle de los Caídos como un campo de concentración?

José Manuel Otero Novas: De la reconciliación y de la memoria

Jesús Palacios: ¿Existió la oposición democrática al franquismo?

Pedro Fernández Barbadillo: ¿Exigieron la amnistía los franquistas?

Precisamente este último, Pedro Fernández Barbadillo, articulista de La Gaceta de la Iberosfera y coordinador de los trabajos de edición del libro por el ECR Grupo, asegura que «La manipulación de la Historia no sucede por casualidad. Es una condición indispensable en el plan de la izquierda en toda Europa y América (a la que se unen los partidos nacionalistas en España) para asentar su hegemonía política. Por ello, se están destruyendo los estudios de Historia en las enseñanzas media y superior. Una vez conseguido esto, el ansia de conocimiento y de identidad de las personas se intenta colmar con consignas y series de Netflix, en las que todo parecido con lo sucedido es pura coincidencia, como ocurre en ‘Cuéntame’ o las reconstrucciones sobre el 23-F».

Para Barbadillo, «en su afán por controlar las mentes, la izquierda se ha inventado la ‘memoria histórica’, un oxímoron. La memoria es personal, incompleta y sesgada, mientras que la historia busca ser objetiva, científica y documentada. El objetivo de la ‘memoria histórica’ es anular los documentos y los hechos con los sentimientos y los relatos de supuestas víctimas y de sus descendientes. Y en el caso de España la izquierda trata de impedir la investigación y difusión de los crímenes y la conducta anti-democrática de esos antecesores de los que tan orgullosa se siente, en concreto su responsabilidad en el colapso de la Segunda República y el estallido de la guerra, y hasta en la aparición del terrorismo. No deja de asombrar que los partidos y la prensa que apoyan a los ‘memorialistas’ intenten silenciar a las víctimas de ETA diciendo que ‘eso’ ya pasó, mientras reclaman justicia y subvenciones para muertos de hace ochenta años».