La Generalitat alega que no hubo “comunicación oficial” de Bélgica sobre el imán

El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno catalán, Jordi Turull, ha asegurado hoy que “no ha habido ninguna comunicación oficial” desde Bélgica que advirtiera a los Mossos d’Esquadra sobre Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll y cerebro de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils. Según fuentes de la lucha antiterrorista, la policía de Vilvoorde (Bélgica) comunicó hace a principios de 2016 a los Mossos sus sospechas sobre el imán, que falleció en la base operativa que tenían en una vivienda de Alcanar que acabó estallando de forma fortuita y en la que estaban preparando explosivos para cometer un atentado aún mayor de los que acabaron perpetrando en La Rambla de Barcelona y la localidad tarraconense.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Turull ha afirmado que el Departamento de Interior de la Generalitat “lo ha dicho una y otra vez: no ha ha habido comunicación oficial que advirtiera de estas cosas que se están publicando”. “Acabas leyendo que si un policía belga le dijo en un congreso a un policía de no sé qué cuerpo… eso no es serio. Aquí la información no puede ir en base a casualidades de tertulia de café. Lo que me dicen desde Interior es que comunicación oficial no ha habido en ningún momento”, ha señalado.

Fuentes de la lucha antiterrorista afirmaron que la policía de Vilvoorde se dirigieron a Daniel Canals, jefe de la Unidad de Análisis Estratégicos de la Comisaría General de Información de los Mossos d’Esquadra. Los Mossos subrayaron, sin embargo, que se trató de una “consulta informal” entre dos personas que se conocían por su asistencia a varios congresos internacionales. La respuesta de los Mossos fue negativa, puesto que no tenían constancia del imán.

Turull ha cargado esta mañana contra las “intoxicaciones” y la “oleada mediática” que, su juicio, intenta desmerecer la brillante actuación posterior de los Mossos, insinuando cosas que son absolutamente falsas”. “La envidia tiene estas cosas”, ha dicho el consejero, que ha calificado de “miserable” que se haya intentado mezclar desde algunos sectores los atentados con el proceso soberanista.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de que los Mossos se integren en la policía europea, algo que ha recordado que depende de “voluntad política del Estado, eso es lo que ha dicho Europol”. “No se entiende por ningún lugar que pasito a pasito y despacito. No estamos para ir así. Los Mossos deben tener cuanto antes el mejor acceso”, ha afirmado, y ha acusado al Gobierno de “desmentirse a sí mismo” sobre el acceso de Mossos: “Si ahora nos dicen que para ser miembros de Europol hay que ser un Estado, que todo el mundo tome nota”. Además, ha mostrado su “preocupación” ante el hecho de que, si bien tras los atentados el Gobierno afirmó que los Mossos podrían tener “máxima presencia” en la base de datos de Europol, ha recordado, en cambio “cuando culmina la actuación policial y en el momento de más prestigio de los Mossos es cuando por parte del Gobierno hay declaraciones de menos acceso a Europol”.

Loading...