La Guardia Civil entra en varias conselleries del Govern y detiene a tres altos cargos

A primera hora de esta mañana, la Guardia Civil ha iniciado multitud de registros, entre ellos en la sede de la Conselleria de Economia de la Generalitat, sita en Rambla de Catalunya, 19-21, que dirige el vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras; en la Conselleria de Exteriors que dirige Raül Romeva (Casa dels Canonges) y en el Departament d’Afers Socials dirigido por la consellera Dolors Bassa. Se da la circunstancia de que las tres conselleries son de ERC, pero también habrían entrado en la Conselleria de Governació, dirigido por Meritxell Borràs,y en el Departament de Presidència de Jordi Turull. De momento habría tres detenidos, el secretario general de la Vicepresidència y de Economia i Hisenda, Josep Maria Jové, hombre de confianza de Junqueras; el secretario de Economia, Pere Aragonés, y el de Hisenda, Lluís Salvadó.

Asimismo, agentes del mismo cuerpo policial habrían accedido a las oficinas de diversos organismos como en la Agència Tributària de la Zona Franca, el Consorci de l’Administració Oberta de Catalunya, en el Institut Català de Finances, en el Centre de Telecomunicacions de la Generalitat, en la Direcció General d’Atenció Ciutadana y en las empresas T-Systems e Indra.

Según fuentes de la administración catalana, los agentes de la Guardia Civil habrían entrado en los despachos de varios altos cargos de la Generalitat, como los del secretario de Economia, Pere Aragonés, y el de Hisenda, Lluís Salvadó.

Desde el Govern, los primeros dirigentes en reaccionar a la macrooperación policial han sido el vicepresidente Junqueras, que ha lamentado las acciones y ha denunciado que “hay un desprecio total hacia la voluntad de los ciudadanos” y que desde el Gobierno del Estado “hacen cosas que no hemos visto en democracias occidentales desde hace décadas”.

Las acciones de la Guardia Civil se produce justo el día en que el Gobierno central ha decidido desplegar el contenido de la ley de estabilidad presupuestaria y ejecutar el ultimátum que contenían las medidas aprobadas el viernes por el Consejo de Ministros para intervenir las cuentas de la Generalitat. En esas medidas se daba 48 horas al president de la Generalitat para decretar un “acuerdo de no disponibilidad” del presupuesto, y si no lo hacía, lo haría el Ministerio de Hacienda.

El mismo cuerpo policial habrían accedido al Consorci de l’Administració Oberta de Catalunya, en el Institut Català de Finances y en la empresa Indra

Los registros también se producen justo un día después de que la misma policía se incautase de material relativo a la organización del 1-O en Terrassa, en concreto, de sobres y notificaciones electorales para el referéndum.

Tras conocerse la noticia de los registros, el presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha llamado a la movilización de los ciudadanos y a mostrar su rechazo a los registros in situ, en la confluencia de Rambla Catalunya con Gran Vía de Barcelona.

Loading...