La Guardia Civil registra varias empresas en Girona por el fraude en la gestión del agua

La Guardia Civil ha realizado un total de 15 registros a primera hora de este martes en Girona en el marco de la operación Aquarium, en la que investigan los presuntos delitos de fraude y administración desleal en la gestión y la adjudicación del suministro de agua. La investigación afecta a la etapa socialista y a la posterior etapa de la antigua Convergencia, con Carles Puigdemont en la alcaldía.

Las pesquisas, derivadas del caso 3%, se centran en las empresas Girona y Agissa, la empresa que gestiona el agua de Girona, Sarrià de Ter y Salt y que está participada por los tres ayuntamientos y empresas privadas. Al parecer, la antigua Convergencia, CDC, se lucró de un desvío de fondos de 15 millones de euros a la empresa Agissa.

El dispositivo está coordinado por la Fiscalía Anticorrupción y se produce por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de Girona, que investiga esta trama desde 2016. 

La causa se abrió hace más de un año a partir de una denuncia de la CUP contra el que era consejero delegado de la empresa mixta Aigües de Girona, Salt i Sarrià de Ter (Agissa) Narcís Piferrer, por un presunto delito de apropiación indebida.

Según fuentes de la investigación, estas supuestas irregularidades comenzaron cuando el socialista Joaquim Nadal era alcalde de Girona y continuaron durante la Alcaldía del ahora presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

De momento, la Guardia Civil no señala al president de la Generalitat como intermediario en dichas concesiones, pero sí que apuntan a Puigdemont como la persona que mantuvo estas irregularidades. No obstante, el entonces alcalde de CiU encargó las auditorías municipales sobre el agua cuando era alcalde de la ciudad.

Registros para frenar el procés

En este sentido, la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, ha alertado de que la operación anticorrupción de la Guardia Civil “tiene que ver con el procés” independentista y con el 1-O.

Madrenas también ha explicado que la información que busca la Guardia Civil es de 1992, en alusión implicita a la época en que gobernaba el Ayuntamiento el socialista Joaquim Nadal, aunque no ha acusado a ningún ejecutivo municipal.

Loading...