Inicio Actualidad La guerra sucia de la surfista detenida por surfear con coronavirus

La guerra sucia de la surfista detenida por surfear con coronavirus

La surfista que fue detenida en la playa de Zurriola (San Sebastián) por saltarse el confinamiento tras ser diagnosticada que estaba infectada por coronavirus, y que se negó a salir del agua cuando se lo pidieron agentes de la Ertzaintza, llevó a su hijo al colegio por la mañana y amenaza al surfista que grabó su mediática detención.

«La chica se ha puesto en contacto conmigo y, lejos de pedir disculpas porque a mí también me puso en riesgo, lo que ha hecho es amenazarme, insultarme y decirme todo tipo de lindezas», explicó Javier Sanz, que ha recibido mensajes amenazantes de la surfista detenida, en ‘Antena 3 Deportes’.

Javier ha compartido las amenazas de la surfista en las redes sociales: «Hola hijo de puta. Soy la chica que has grabado. Pronto tendremos una conversación, porque te encontraré. Sinvergüenza. Te vas a enterar. Escóndete chaval».

Javier estaba haciendo surf al lado de la mujer cuando dos socorristas se acercaron a pedirle que se saliera del agua.Este joven donostiarra escuchó como le decían que abandonase la playa porque sabían que estaba contagiada de COVID.

Ella era socorrista en la playa de La Concha y se fue a la de al lado, la de Zurriola, para pasar desapercibida, pero la reconocieron.Eso fue por la tarde, por la mañana había llevado a su pequeño de 5 años al colegio.

Incumplió la cuarentena dos veces y cuando la policía llegó a la playa se resistió e incluso intentó escapar.

Se le imputan tres delitos: uno de desobediencia, otro de resistencia a la autoridad y un delito contra la salud pública.