Inicio Actualidad La inmigración ilegal se dispara con Sánchez

La inmigración ilegal se dispara con Sánchez

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha actualizado los datos relativos a inmigración ilegal este miércoles 17 de noviembre. Pese a que en las últimas semanas se han dado unas condiciones climatológicas adversas, el flujo de entradas de ilegales ha permanecido activo con unas estadísticas que no disminuyen la presión migratoria actual.

España se mantiene como el segundo país de Europa que más inmigración ilegal recibe por vía marítima, tan solo superado por Italia y con unas cifras que casi quintuplican toda las entradas ilegales acumuladas este año en países como Grecia, según el último balance de ACNUR. Con un total de 36.455 inmigrantes ilegales llegados a todo el territorio nacional, España continúa manteniendo un incremento de la actual presión migratoria que en estos momentos se sitúa en el 14% si comparamos las actuales estadísticas con las del año pasado.

Canarias continúa siendo la ruta más damnificada y recibe hasta la fecha prácticamente el 50% de toda la inmigración ilegal que entra en España (18.271). El archipiélago canario sigue registrando un aumento continuado de entradas con respecto al año 2020, que en estos momentos ronda el 8% (7,79%), según las últimas cifras recogidas por ACNUR.

En la Península ninguna región queda libre del aumento de la inmigración ilegal este año. Andalucía acumula ya más de 9.500 (9.590) inmigrantes ilegales llegados en lo que llevamos de 2021, un 6,24% más que el año pasado. La zona de Levante (Murcia y Alicante) y Baleares ha recibido un volumen de inmigración ilegal que ya roza las 6.000 (5.960) entradas por la vía de la ilegalidad, donde el archipiélago balear ya registra incrementos superiores al 50% (50,21%) con respecto a cifras del año 2020.

La llegada de Sánchez dispara la inmigración ilegal

Desde la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa, la inmigración ilegal se ha disparado en España de forma exponencial. Reflejo de este incremento descontrolado fue el año 2018, que cerró con un total de 64.298 inmigrantes ilegales, donde el 83% de las llegadas (53.402) tuvieron lugar después de su llegada al poder.

Desde el fatídico 2018 la entrada de inmigrantes ilegales en España no ha cesado y algunas regiones han experimentado situaciones que jamás se habían dado en sus costas. Las costas andaluzas han sido tradicionalmente las más afectadas por el fenómeno de la inmigración ilegal, pero tras la llegada de Pedro Sánchez a Moncloa, los flujos migratorios han experimentado una expansión por todo el territorio nacional.

Según las estadísticas del Ministerio del Interior y los datos que constan en los registros de ACNUR, desde junio del año 2018 hasta el 17 de noviembre de 2021, en España han entrado un total de 164.231 inmigrantes ilegales, lo cual supone en estos momentos más de un 60% (60,84%) de toda la inmigración ilegal registrada en los últimos 10 años (269.912).

La deficiente gestión en materia de fronteras del actual Gobierno ha puesto a España en el foco de las mafias de la inmigración ilegal. Los flujos migratorios llegan a movilizarse incluso desde Libia para intentar acceder a Europa a través de las costas españolas, las rutas subsaharianas centran su objetivo en el archipiélago canario, mientras que los traficantes que operan en Túnez y Argelia, ponen bajo su punto de mira las costas de Almería, Murcia, Alicante y el archipiélago balear.


Publicidad