La intervención de los guardias civiles vuelve a dejar sin efectos la huelga en El Prat

El segundo día de huelga indefinida de los trabajadores de seguridad de Eulen en el Aeropuerto de El Prat se desarrolla con normalidad y prácticamente sin colas por la intervención de los agentes de la Guardia Civil. Los pasajeros aguardan entre 10 y 20 minutos en los controles de seguridad, el tiempo habitual según los estándares europeos. No obstante, son los cuerpos de la Guardia Civil los que revisan equipajes de mano y los que piden la documentación de embarque, así como controlar el paso en los arcos de seguridad.

Fuentes del aeropuerto han explicado que la situación en El Prat es de normalidad y que la mayor afluencia de pasajeros se ha producido de madrugada, aunque el tiempo de espera no ha sobrepasado el habitual.

El refuerzo de los controles de seguridad con más agentes de la Guardia Civil y el cumplimiento de los servicios mínimos de más del 90 % han hecho que desaparecieran las largas colas que han soportado los pasajeros desde los días de paros parciales.

Las mismas fuentes han señalado que en el control de pasaportes se han soportado colas de poco más de 20 minutos, que están en el margen de normalidad estipulado.

La mayor afluencia de pasajeros se produjo de madrugada y el tiempo de espera no ha sobrepasado el habitual

Los agentes de la Guardia Civil participan por segundo día consecutivo en las tareas de revisión de equipajes y control del arco de metales, compartiendo con los trabajadores de Eulen labores ejecutivas y no solo de vigilancia, como solían hacer antes de los paros.

La Asociación Unificada de la Guardia Civil acusó al Gobierno de “hacer uso” de unos funcionarios que no tienen derechos sindicales para cubrir funciones que no son suyas, con la finalidad de mostrar una supuesta apariencia de normalidad y solventar así un problema que viene de más atrás: la privatización de la seguridad en los aeropuertos españoles delegada a Eulen.

Loading...