La interventora de la Generalitat vuelve a rendir cuentas a Hacienda

La interventora general de la Generalitat de Cataluña, Roda Vidal, ha enviado este miércoles al Ministerio de Hacienda las certificaciones semanales sobre los gastos que la semana pasada rechazó remitir. De esta forma, la interventora rectifica y vuelve a rendir cuentas al departamento que dirige Cristóbal Montoro. Y garantiza que hasta el 17 de septiembre no se ha destinado dinero público para organizar la consulta ilegal del 1-0.

Esta decisión se produce después de que este miércoles la Guardia Civil haya entrado a registrar varios departamentos de la Generalitat y haya arrestado a una docena de altos cargos. La presión judicial está empezando a pesar sobre los funcionarios autonómicos. De hecho, la interventora está querellada. 

En la práctica, la internvención de la interventora no cambia nada, según ha explicado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, durante su comparecencia este míercoles en el Congreso para explicar las medidas que han provocado la intervención financiera de Cataluña. “Lo que la Generalitat pretende no afecta a las condiciones que se le han ido señalando. El procedimiento estará en vigor unos meses o el tiempo que sea preciso”.

La interventora de Cataluña ha enviado una carta a Hacienda al borde de las 14.00 de este miércoles en el que explica: “Teniendo en cuenta que el Tribunal Supremo, en fecha 15 de Septiembre de 2017, nos ha notificado una interlocutoria por la cual se deniega la medida cautelar de la suspensión del Acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para asuntos económicos de 21 de Julio de 2017, que fue publicado por la Orden PRA/686/2017, de 21 de Julio, esta Intervención General facilita los certificados que establece la Orden mencionada anteriormente correspondientes a la semana del 11 al 17 de septiembre”.

Es decir, que al ver que el Supremo no concede la suspensión cautelar de las medidas extraordinarias de Hacienda que permiten de facto la intervención financiera de la Generalitat ha decidido volver a enviar la información contable. La interventora ya avanzó ayer martes por la noche al secretario de Estado de Presupuestos, José Enrique Fernández Moya, que volvería a colaborar con Hacienda en el suministro semanal de los certificados de los gastos de la Generalitat para que el ministerio pueda garantizar que no se destina dinero público al 1-0. En esta carta, justificaba que hasta que el Tribunal Supremo no se pronunciara sobre las medidas cautelares requeridas por la Generalitat para suspender la orden ministerial que permite la intevención de sus cuentas. Pero el Supremo, aunque ha admitido el recurso catalán, rechazó adoptar medidas cautelares.

La escalada de tensión entre el Gobierno central y la Generalitat se desató la semana pasada después de que el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, informase al ministro Montoro que dejaba de rendir cuentas. Como reacción, Hacienda aprobó una orden ministerial para intervenir las finanzas de la Generalitat. Asumía el pago de los gastos de los servicios fundalemtnales (sanidad, educación y prestaciones sociales) de esta administración con cargo a los fondos del sistema de financiación. Y ordenaba un control más exhaustivo del resto de gastos.

Loading...