La Junta andaluza exige al alcalde de Dos Torres que retire la placa a los “caídos” franquistas

En el intervalo de dos semanas, el Gobierno andaluz se ha dado de bruces con dos sucesos que vulneran, supuestamente, la recientemente aprobada Ley andaluza de Memoria Histórica. El primero fue el entierro, en Nerja (Málaga), del último ministro vivo de Franco y exgobernador civil de Sevilla, José Utrera Molina, cuyo féretro a la salida de la iglesia recibió un homenaje por parte de un grupo de personas que entonó el himno falangista del Cara el Sol y el saludo fascista del brazo en alto. El segundo tuvo lugar hace tres días en el pueblo cordobés de Dos Torres. 

El Ayuntamiento, gobernado por el PP, organizó junto a la Base Aérea de Morón un acto de “jura o promesa a la bandera de España”, destinado a personal civil. La jura de bandera no es ningún acto antidemocrático, está regulada y los procedimientos están pautados por el Ministerio de Defensa. Sin embargo, el homenaje concluyó con una ofrenda a una ‘Cruz de los Caídos’, en la que figura una placa donde puede leerse: “Señor, glorifica a los que cayeron por tu honor y la grandeza de España”.

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, participó en el acto que concluyó con una ofrenda a la placa franquista

El Gobierno de Susana Díaz, igual que hizo con el homenaje franquista a Utrera Molina, ha derivado este asunto a los servicios jurídicos de la Junta para corroborar si ha existido una vulneración de la Ley de Memoria. En efecto, los letrados concluyen que el mensaje de la citada placa homenajea a una parte de los españoles que combatieron en la Guerra Civil, los franquistas, que defendían en sus propios lemas “la grandeza de España”. En cambio, se obvia a los caídos en el bando republicano, los vencidos en la guerra y durante la Dictadura.

La Dirección General de Memoria Democrática, dependiente de la Consejería de Cultura, le ha remitido este martes una carta al alcalde de Dos Torres, el popular Manuel Torres, instándole a retirar la placa en la ‘Cruz de los Caídos’ porque vulnera el artículo 15.1 de la Ley estatal de Memoria Histórica (2007), y dos artículos de la recién aprobada Ley andaluza de Memoria Histórica. La norma estatal, en el apartado que aborda cómo actuar con los vestigios y la simbología franquista, establece que “las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas”.

La misiva del Gobierno andaluz también alude al artículo 31.1 de la legislación andaluza: “La exhibición pública de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones, como el callejero, inscripciones y otros elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública, realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, se considera contraria a la Memoria Democrática de Andalucía y a la dignidad de las víctimas”.

El director general de Memoria, Javier Giráldez, le recuerda además al regidor de Dos Torres que, según la ley andaluza, tiene 12 meses para proceder a la retirada de dicha placa, so pena de ser sancionado con multas económicas o de exponerse a perder las subvenciones que reciba de la Junta si se niega a cumplir la norma. “Desde esta Dirección General se insta al Ayuntamiento para que siguiendo los procedimientos que lo requiera, proceda a la retirada de los símbolos y elementos mencionados, ya que el contenido de los mismos vulnera los principios que rigen las leyes citadas”, dice la carta.

El alcalde de Dos Torres critica que se haya hecho una “interpretación muy sesgada y poco contrastada de la historia”, a raíz de la polémica suscitada tras la jura de la bandera de España. La Subdelegación del Gobierno en Córdoba, que participó del homenaje, ha mostrado su apoyo al regidor. Torres le ha enviado una carta a los vecinos de su municipio para explicar su posición: “Desde hace varias décadas se ha visto la inscripción que tiene la placa de la cruz de la Iglesia de la Asunción, una inscripción que fue fruto de consenso, dado que las placas que hacen mención al anterior régimen fueron quitadas percibiéndose aún en la fachada de la iglesia la señal de donde estuvieron colocadas”, dice la misiva, y continúa: “Nunca se ha hecho causa alguna hasta ahora por ningún grupo político, dado que en el texto de la misma ni se mencionan bandos ni nombres para no herir sensibilidades, apareciendo una inscripción neutra”.

La llamada ‘Cruz de los Caídos’ de Dos Torres se encuentra en un recinto privado (una iglesia), es propiedad del Obispado de Córdoba, que además está catalogado como monumento Bien de Interés Cultural, porque el pueblo está considerado Conjunto Histórico Artístico. El regidor también apela al artículo 15.1 de la ley estatal, y se escuda en que dicha norma aclara que “forma excepcional se conservarán aquellas menciones que no hagan exaltación de los enfrentados -como es el caso- o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico-religiosas -como también lo es”, según puntualiza el alcalde.

Sin embargo, esa excepción por razones artísticas y patrimoniales, desapareció de la normativa andaluza, a la que también alude la Junta cuando exige la retirada de la placa. El artículo 32.2 de dicha norma advierte: “No se considerará que concurren razones artísticas o arquitectónicas para el mantenimiento de los elementos de exaltación de la Dictadura, salvo informe favorable técnico jurídico en tal sentido de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico, que se emitirá por esta en el plazo de tres meses a solicitud de la persona interesada, en los siguientes supuestos: Placas, escudos, insignias, inscripciones sobre edificios o lugares históricos; Alusiones que desmerezcan a la legalidad republicana y sus defensores; Alusiones a los participantes, instigadores y/o legitimadores de la sublevación militar de 1936 y de la Dictadura franquista.

Hay otro elemento común en el homenaje franquista a Utrera Molina y la jura de bandera en Dos Torres. En el primero estuvo presente el exministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, yerno del fallecido; y en el segundo participó el secretario de Estado de Interior y exalcalde de Córdoba, José Antonio Nieto. El PSOE llevará el asunto al Congreso y pedirá explicaciones a Nieto.

Loading...