La leyenda de Federer es infinita en Wimbledon

Roger Federer sigue agrandando su leyenda. Lo ha hecho otra vez en su jardín del All England Club para sumar su octavo Wimbledon después de atropellar a Marin Cilic (6-3, 6-1, 6-4). A punto de cumplir 36 años, el suizo volvió a demostrar por qué es el mejor de la historia y, sin apenas desgastarse, liquidó por la vía rápida a un tenista croata que se vio superado en todo momento. Las lágrimas a mitad del segundo set lo dicen todo. Pesa mucho jugar y sufrir a Federer en su ‘casa en una de sus finales de Grand Slam más plácidas. Además, termina el torneo sin ceder un set, claro ejemplo de la superioridad abismal con respecto al resto de los mortales.

Tras una primera manga que arrancó con nervios concediendo bolas de break ambos tenistas, Federer las aprovechó en los dos últimos juegos al resto para llevarse el gato al agua. En el segundo no perdonó el momento de debilidad de su rival, imponiéndose con suma facilidad.

En el último,Cilic ‘regresó’ hasta que el tenista más laureado de la historia dijo basta. Un break fue suficiente para convertirse en el jugador que más veces ha levantado el trofeo de Wimbledon, superando a dos leyendas como William Renshaw, gran referente en los comienzos de este deporte en el siglo XIX, y Pete Sampras, gran dominador de finales del XX. El siglo XXI es de Roger Federer.

Loading...