Inicio Actualidad La librería del Valle de los Caídos censura el best seller que...

La librería del Valle de los Caídos censura el best seller que desmonta el guerracivilismo de Sánchez

Pedro Sánchez no sólo quiere sacar a Franco del Valle de los Caídos. También ha empezado a aplicar la censura en las instalaciones donde se encuentra la tumba del dictador. Las víctimas de su prohibición de libros empiezan a sumarse, pero uno es el más llamativo del momento: el título del libro es Los Presos del Valle de los Caídos, del historiador Alberto Bárcena. El libro se ha convertido ya en un superventas con cinco ediciones que se puede adquirir en cualquier gran tienda como el Corte Inglés, o por cualquier gran distribuidor de Internet como Amazon. Pero donde nadie la podrá adquirir es en la tienda oficial del Valle de los Caídos, porque ha sido censurada. Y lo ha sido porque la versión que cuenta no se parece en nada a la del Gobierno.

La tienda oficial del Valle está gestionada por concesión pública. La concesionaria es Palacios y Museos, una empresa que se define en su propia página web de la siguiente manera: “Palacios y Museos es la empresa líder en España especializada en la gestión integral de tiendas en museos y otras instituciones culturales”. Y añade “nuestros principales objetivos son el desarrollo de la actividad comercial y la promoción del patrimonio cultural en espacios tales como museos, palacios, catedrales, monumentos y todo tipo de exposiciones, tanto permanentes como temporales”. Pero, por lo visto, no han considerado que “desarrolle la actividad comercial” un libro que se vende en todas partes a toda velocidad. Eso sí, cuenta una versión del Valle de los Caídos opuesta a la del Gobierno de Pedro Sánchez.
El libro de Bárcena, evidentemente, no es cómodo para el Gobierno. Y es que su autor defiende que “el Valle de los Caídos es una excusa del Gobierno para devolvernos a 1936”.

Responsabilidad de Patrimonio

Pero lo cierto es que Palacios y Museos, precisamente por esos argumentos, no es el responsable de la censura. Y es que de quien depende en esta concesión -y por lo tanto para continuar con el negocio en el Valle de los Caídos- es de Patrimonio del Estado, organismo público que ya ha hecho acto de presencia en el Valle para favorecer la exhumación de Franco. Y lo ha hecho sin permiso de la Abadía y sin esperar a que hubiera acuerdo con la familia del dictador.

El máxima responsable de Patrimonio protagonizó, de hecho, uno de los capítulos que más han enfadado a los monjes del Valle, cuando el presidente de este ente público -Alfredo Pérez de Armiñán- se presentó acompañado de la subsecretaria de Justicia -Cristina Latorre- y del subsecretario de Presidencia -Antonio Hidalgo- para iniciar, sin permiso de la Abadía, los preparativos de la exhumación de Franco. Lo hicieron, de hecho, el 1 de octubre pasado, como si los dos subsecretarios no tuvieran otra tarea más importante en el Gobierno en plena escalada de violencia por la celebración en Cataluña en ese día del referéndum inconstitucional del 1-O.

Pero no es él único libro que se ha prohibido en la censura oficial en el Valle de los Caídos. La Fundación para la Defensa del Valle de los Caídos también se han encontrado con el cierre de la librería a un texto editado por ellos y titulado El Valle de los Caídos en Imágenes, cuyo autor es Pablo Linares, el presidente de la Asociación.

Recientemente, de hecho, han reclamado la incorporación del texto a la librería ha respondido de la siguiente manera: “Hemos recibido la guía que nos ha enviado y comprobamos que efectivamente usted tuvo cuenta abierta con nosotros. Desde Dirección me comunican que por el momento no es posible la incorporación de más publicaciones en este Centro. Muchas gracias por su interés. Un saludo cordial”.