Inicio Actualidad La ministra de Defensa dice ahora que la venta de bombas a...

La ministra de Defensa dice ahora que la venta de bombas a Arabia Saudí no ha sido suspendida sino que “está en fase de estudio”

Margarita Robles

Margarita Robles

La ministra de Defensa, Margarita Robles ha comparecido en el Senado para dar cuenta de la crisis institucional con Arabia Saudí, tras el anuncio de la paralización en la venta de armas. Robles ha asegurado ahora que la venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí “está en estudio”, de la misma forma que los contratos firmados antes de la llegada del PSOE al Gobierno, según ha alegado. La ministra ha desvinculado este proyecto del multimillonario contrato con Navantia para la construcción de 5 corbetas, y ha criticado “que se pueda introducir el miedo en el cuerpo a trabajadores de Navantia en San Fernando”.

La semana pasada, el Ministerio de Defensa confirmó que paralizaría la venta de armas a Arabia Saudí hasta aclarar si las usa para bombardear Yemen, incluyendo a su población civil. En concreto, se paralizaba la venta de 400 bombas de precisión láser del ejército español. El anuncio desató las protestas de la Junta de Andalucía y los trabajadores de Navantia, que consideraron que esta decisión pondría en peligro el contrato para la construcción de 5 corbetas en los astilleros de San Fernando (Cádiz).

Ante las protestas, el Gobierno quiso matizar su anuncio, mandando un mensaje de tranquilidad a los trabajadores, al asegurar que una comisión ministerial estudiaría el contrato para la venta de armas, que quiso desligar del contrato con Navantia. La ministra de Defensa, Margarita Robles ha dado explicaciones este lunes en el Senado, asegurando que la venta de armas “está en estudio”, al tiempo que ha cargado contra la utilización política del conflicto, tachando de “irresponsable que se pueda introducir el miedo en el cuerpo a trabajadores de Navantia en San Fernando”.

Robles ha aseverado que el contrato de venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudí no ha sido suspendido sino que está en fase de estudio, igual que todos los contratos que tiene su Departamento, y que “las discrepancias que pueda haber se estudiarán con el país que se haya firmado”. En cualquier caso, ha insistido en que este contrato no tiene nada que ver con el proyecto de Navantia, negando que exista vínculo alguno entre ambos programas así como cualquier crisis con Arabia Saudí a raíz del anuncio.