La ministra de Industria dice que ayudarán a la Generalitat a atraer inversión foránea y nacional a Cataluña

    Publicado 08/08/2018 10:16:35CET

    Afirma que el Govern no les ha pedido retirar el decreto que facilitó la fuga de empresas tras el 1-O porque eso no las hará regresar

    MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) –

    La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado que el Gobierno ayudará a la Generalitat a atraer inversión tanto extranjera como nacional a Cataluña, tras la fuga de empresas producida a raíz del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2018.

    En una entrevista concedida a Europa Press, Maroto ha enmarcado esta iniciativa en el propósito del Gobierno de tratar de mantener a Cataluña como una región “de grandes oportunidades”, en la que hay sectores empresariales que siguen invirtiendo “y lo están haciendo bien”.

    “Desde el Gobierno vamos a acompañar tanto al sector empresarial, así se lo hemos manifestado a las distintas asociaciones, como al Gobierno de la Generalitat, para que Cataluña esté también en el foco de muchas empresas que quieren venir a España y pueden encontrar en esta Comunidad un lugar de inversión atractivo”, ha anunciado Maroto.

    Preguntada por si, ante el nuevo clima de diálogo que se pretende instaurar entre ambas administraciones, el Gobierno se plantea derogar el decreto que facilitó la fuga de la región de compañías tan emblemáticas como CaixaBank ante la inseguridad jurídica provocada por el desafío independentista, Maroto ha contestado que el Ejecutivo catalán ni siquiera se lo ha pedido, porque es consciente de que “no es la solución” para que las empresas regresen.

    “Ni siquiera nos lo han planteado. Yo me he visto con la consejera de Industria, Comercio y Turismo y me ha contado que están haciendo ahora una evaluación del impacto que ha tenido la salida de las empresas para, de alguna manera, captar no las que ya se han ido, que va a ser difícil que vuelvan porque no hay todavía una seguridad jurídica por parte del Govern –no la está dando con declaraciones que están todavía en el independentismo muy activo– sino que Cataluña siga atrayendo inversión extranjera y nacional. Y ahí nosotros les vamos a ayudar”, ha asegurado.

    “Ellos mismos creen que aunque se derogue ese decreto no va a ser la solución para que las empresas que se han ido vuelvan”, ha añadido la ministra, quien ha descartado que el Gobierno vaya a hacer un llamamiento para que regresen las empresas fugadas, apelando al respeto a la libertad de las compañías de decidir dónde quieren ubicar su sede fiscal.

    Para Maroto, lo importante es “recuperar la normalidad”. “Cataluña es una región donde es bueno invertir porque tiene una serie de atractivos que no se han perdido a pesar de la situación política tan compleja”, ha explicado la ministra, quien ha constatado que las empresas que siguen en la región no han dejado de invertir y de crear empleo pese a este clima complejo, si bien han transmitido al Gobierno central la necesidad de que les acompañe mientras dure esta situación. “El Gobierno va a estar ahí para que se mantengan las inversiones y para atraer nuevas”, ha remachado.

    LEY CATALANA DE COMERCIO

    En cuanto a si el Ejecutivo se plantea retirar el recurso presentado por el anterior Gobierno ante el Tribunal Constitucional contra la Ley catalana de comercio, ha indicado que dado que el conflicto es “en los dos sentidos”, ambos han acordado crear un grupo de trabajo para evaluar las leyes recurridas por las dos administraciones al objeto de ver si se pueden poner de acuerdo y retirar algunos litigios “que no llevan a ningún sitio y que realmente no tienen la gravedad que pueden tener otras leyes que se han llevado al Constitucional”.

    Así, ha recordado que el Gobierno español llevó a los tribunales leyes aprobadas en el Parlamento catalán, pero también la Generalitat llevó leyes y programas aprobados por el Ejecutivo, entre los que ha citado el Programa REINDUS (Programa de Reindustrialización y Fomento de la Competitividad) con una dotación de 810 millones, bloqueados a causa de una sentencia “porque entendían que invadía competencias”.

    “Es importante hacer ese ejercicio para desbloquear algunos proyectos. Los tribunales hay veces que no van a resolver temas tan importantes como la Ley de Comercio, en la que hay voluntad también por parte de los comerciantes de que se apruebe y desarrolle tal y como salió del Parlamento”, ha manifestado.

    EL DIÁLOGO BENEFICIARÁ AL TURISMO EN CATALUÑA

    Respecto al impacto que el independentismo está teniendo en el sector turístico catalán, Reyes Maroto cree que el nuevo clima de diálogo entre ambos gobiernos puede ayudar a que Cataluña recupere visitantes tanto internacionales como del resto de España.

    “La mejor noticia que podemos tener en estos momentos, y nos estamos esforzando mucho en ello, es el mantenimiento de una cierta cordialidad entre los dos gobiernos. En este momento la situación es mucho mejor que la que había hace dos meses. Se está trabajando en las comisiones bilaterales y esto es muy importante, porque también va a dar a los visitantes que nos miran desde fuera tranquilidad como para que Cataluña vuelva a ser una región que pueda visitar tanto el residente como los visitantes internacionales”, ha indicado.

    En opinión de la ministra, el hecho de que haya esa tranquilidad y que los gobiernos estén hablando “es bueno para la imagen de España, porque Cataluña es la región que más visitantes recibe de fuera”. “Que nos vean como dos gobiernos que se sientan a hablar, que intentan tender puentes y que, en la medida de lo posible, vamos a intentar desbloquear situaciones que no benefician ni a Cataluña ni a España es positivo. Es el clima de normalidad que ahora mismo necesitamos”, ha agregado.

    Sobre los ataques a autobuses turísticos en Barcelona, Valencia y Palma, ha afirmado que los casos de ‘turismofobia’, aunque preocupan al Gobierno porque dañan al turismo y a la imagen de España, han sido “muy puntuales”, y ha abogado por evitar que se produzcan sucesos de esta naturaleza, al igual que la práctica del ‘balconing’, que se ha cobrado seis vidas hasta la fecha.

    En el caso concreto de Barcelona, la saturación del destino es otro factor que ha podido incidir en los episodios de ‘turismofobia’, razón por la que Turespaña trabaja en la diversificación del número de visitantes. “Estamos muy contentos de que tengamos niveles récord de visitantes, pero hay que gestionar el éxito por que si no podemos morir de éxito”, ha advertido.

    “LA HUELGA DEL TAXI HA DAÑADO A LA MARCA ESPAÑA”

    Otro hecho que, a juicio de la ministra, “ha dañado sin duda la imagen de la Marca España” ha sido la reciente huelga de taxistas. “Tener paralizado un país y ciudades como Madrid o Barcelona no ayuda en un momento en el que además vienen muchos visitantes a España”, ha incidido.

    Maroto afirma que aún no dispone de datos sobre el impacto que esta huelga ha tenido en sectores como el comercio y el turismo, pero el daño a la imagen del país está hecho, de ahí el esfuerzo del Gobierno, al igual que en el caso de la huelga de la aerolínea irlandesa Ryanair, en intermediar para propiciar acuerdos y minimizar y acortar los tiempos de una huelga que corría el riesgo de prolongarse.

    Esa “rápida interlocución” ha permitido al Gobierno, según Maroto, ganar un poco más de tiempo para trabajar con el sector y con las comunidades autónomas para establecer un marco de convivencia en el que tanto el taxi como las VTC puedan coexistir en un espacio en la que la movilidad es muy diversa y cada consumidor opta por un tipo u otro de medio de transporte.

    “Tenemos que reforzar la imagen de que España es un buen destino, es un destino seguro, pero los sectores tiene su derecho a movilizarse cuando entienden que hay cosas que les están afectando, aunque también hay que ser comprensivos con los visitantes y también con los residentes, que no han podido ir a los hospitales o moverse por la ciudad de una forma cómoda con un servicio de taxi que es un servicio público”, ha incidido.