Inicio Actualidad La mujer de Koldo pagó al menos 26.000 € a Ábalos y...

La mujer de Koldo pagó al menos 26.000 € a Ábalos y su expareja en viajes, gastos escolares o regalos

La mujer de Koldo García Izaguirre, Patricia Úriz, pagó al menos 26.000 euros a José Luis Ábalos y su pareja en viajes, regalos y gastos escolares de los hijos del exministro socialista, según se desprende de la investigación que instruye el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

De esta cantidad, 9.000 euros corresponden a un pago que Patricia Úriz abonó a una agencia de viajes el 23 de julio de 2021. Esta transferencia llevaba como concepto «Ábalos». Además, la mujer de Koldo pagó las cuotas de la Asociación de Padres de los Alumnos (APA) correspondientes a un curso en el colegio de los hijos del exministro socialista.

EL ESPAÑOL ha tenido acceso al sumario del llamado caso Koldo, en el que se investiga la supuesta trama corrupta dedicada a cobrar comisiones en los millonarios contratos que adjudicó el Ministerio de Transportes (MITMA) durante la pandemia de la Covid-19. 

[El juez pide los ‘mails’ del cargo de Interior que ante la UCO admitió que eligió al proveedor de Ábalos]

Koldo García, que consta como investigado en la causa a la que da nombre, fue asesor de José Luis Ábalos cuando éste era el titular del Ministerio, cargo del que fue cesado a principios de julio de 2021.

El sumario de la causa incluye un listado de transferencias realizadas desde las cuentas de los investigados. Es ahí donde aparece la realizada por Patricia Úriz —esposa de Koldo, además de ex alto cargo del PSOE navarro— a la agencia de viajes para pagar una factura que tenía como referencia «Ábalos». 

En dicho listado aparecen también un pago a la APA bajo el concepto «Ábalos Perles», los dos apellidos de los dos hijos comunes del dirigente socialista y su última mujer, Carolina Perles, de la que ya está divorciado. Figuran también otras dos transferencias para gastos escolares del colegio concertado de los dos hijos menores del exministro.

Por otro lado, según el listado, el 31 de mayo de 2022, el ya exministro socialista pagó a Koldo García 312 euros bajo el concepto «Viaje». Unos meses después, el 11 de diciembre de ese año, la esposa de Koldo envió 121 euros a la nueva pareja de Ábalos. «Regalo Jose (sic)», reza el motivo. 

Otra de estas transferencias la realiza el exasesor del ministro en favor de Carolina Perles. Responde a la reserva de una estancia de hotel en Maspalomas (Las Palmas de Gran Canaria). La UCO señala también que la exmujer de Ábalos «recibió tres transferencias entre los años 2018 y 2019 por un importe total de 2.512,80 €».

Patricia Úriz fue detenida en la Operación Delorme, la investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre estos contratos, adjudicados por Transportes a la empresa Soluciones de Gestión SL. De hecho, la esposa de Koldo trabajó hasta la destitución de Ábalos en el MITMA. No obstante, quedó en libertad poco después de que la interrogase la UCO.

Patricia Úriz, en el centro de la imagen, en un acto con Pedro Sánchez en 2016


Patricia Úriz, en el centro de la imagen, en un acto con Pedro Sánchez en 2016

El exministro, además, nombró a Koldo García como miembro del Consejo Rector de Puertos del Estado, la entidad pública que concedió un contrato de 20 millones de euros a Soluciones de Gestión SL.

Otro de los investigados, Joseba García —hermano de Koldo, cuñado de Úriz— también ha desempeñado varios cargos en el Ministerio de Transportes. Concretamente, como desveló EL ESPAÑOL, formó parte de la empresa pública Ineco y, actualmente, de Emfesa.

La documentación del sumario de la causa también da fe de que la relación entre Ábalos y Koldo iba más allá de lo profesional. Incluso después de que el baracaldés dejase de ser asesor del político. La UCO constata que seguía teniendo influencia en Transportes incluso después de que el exministro dejara el cargo.

De hecho, ambos siguen viajando juntos —a veces, acompañados de sus respectivas parejas— una vez el valenciano deja de ser miembro del Gobierno y abandona también la secretaría de Organización del PSOE. Entre otros lugares, visitan París y países de Latinoamérica.

Ábalos y Koldo, en un viaje a París en 2021.


Ábalos y Koldo, en un viaje a París en 2021.

EL ESPAÑOL

Todo ello, y otros muchos indicios, sirven a la Guardia Civil para constatar que la relación entre ambos «traspasaría la esfera profesional». En un informe sobre los «datos económicos de interés Koldo García y Patricia Úriz», los agentes de la UCO cifran en un total de 26.274,05 euros los movimientos de cuentas «que podrían estar vinculados a gastos del señor [José Luis] Ábalos Meco».

Tal y como publicó este periódico, la UCO, en sus informes, apunta a una supuesta trama dedicada al blanqueo de las comisiones que habría cobrado la trama. Y para el Ministerio Fiscal, «un dato sumamente relevante y revelador del papel de Koldo García» en la red es el «notable» incremento de su patrimonio durante los últimos dos años.

Desvelada por este diario, la querella de Anticorrupción que dio origen a esta causa judicial apunta a posibles testaferros. Serían «personas próximas a su círculo familiar», dedicadas a ocultar los bienes obtenidos gracias a estas presuntas actividades ilícitas.

El enriquecimiento de Úriz y de su hija menor de edad, a ojos de la Fiscalía, «no se corresponde con los ingresos procedentes de sus actividades oficiales». Y habría tenido lugar apenas cinco meses después de que fuesen firmados los contratos entre Soluciones de Gestión y Transportes.

El exasesor del exministro José Luis Ábalos, Koldo García, a su salida de la Audiencia Nacional el pasado 22 de febrero.


El exasesor del exministro José Luis Ábalos, Koldo García, a su salida de la Audiencia Nacional el pasado 22 de febrero.

Europa Press

Al fiscal Luis Pastor le llama «poderosamente la atención» que Koldo adquiriese, a nombre de su hija de dos años de edad, un piso por un importe de 115.000 euros y sin constituir una hipoteca.

El pago se realizó con un abono en metálico de 11.500 euros y el resto, con cuatro cheques a favor de los vendedores, remitidos desde una cuenta bancaria a nombre de la niña. Dos días antes de la compra del inmueble, dicha cuenta había recibido nueve traspasos para elevar su saldo por encima de los 110.000 euros.