Inicio Actualidad “La música de la Champions les transforma”

“La música de la Champions les transforma”

El Real Madrid selló con una victoria ante la Roma (0-2) su pase como primero del grupo G a los octavos de final de la Champions League. Los de Santiago Solari reaparecían en Europa tras la reciente derrota ante el Eibar en Liga y dieron muestra de ser otro equipo cuando de la máxima competición europea de clubes se trata. “La música de la Champions les transforma”, es el mensaje que se siente en la entidad madridista con el convencimiento de que sus jugadores se transforman en fieras en cuanto suena el himno de la competición.

Champions League y Real Madrid van de la mano y eso se siente en cada noche europea del conjunto blanco. Los de Santiago Solari lo volvieron a hacer la noche del martes ante la Roma en el Estadio Olímpico. Los blancos viajaron a Italia con la dolorosa derrota sufrida el sábado en Ipurúa, pero en cuanto sonó el himno de la Champions volvieron a demostrar que esta competición es suya. Cada uno de los once jugadores por los que apostó el argentino cumplieron con su rol asignado y brillaron en lo individual así como en lo colectivo.

“Nos sale de manera natural”, comentaba Gareth Bale intentando explicar la transformación que sufre el Madrid cuando se trata de jugar un partido en Europa. El galés sirve de ejemplo del cambio que experimentan los blancos y ante la Roma brilló especialmente en la segunda parte: metió el gol que abrió la lata, volvió a hacer gala de su velocidad y asistió a Benzema en el segundo aunque el francés se la cedió finalmente a Lucas Vázquez para que el gallego pusiera el definitivo 0-2.

En el club existe el convencimiento de que la Champions League convierte en fieras a sus jugadores y que se activan con la Copa de Europa. La más cercana es la pasada campaña, pero en la historia del Madrid hay más ejemplos de temporadas en las que el equipo mostró dos caras diferentes, mucho más aterradora cuando de jugar en Europa se trata, como así lo demuestran las 13 Copas de Europa que lucen en las vitrinas de Concha Espina.

Asalto al Estadio Olímpico 

El triunfo del Viktoria Plzen ante el CSKA clasificó automáticamente a la Roma y el Real Madrid para los octavos de final, pero en juego estaba el primer puesto, importante para evitar cocos en el próximo sorteo.

Los de Santiago Solari se pusieron el mono de trabajo de la Champions y sacaron una victoria del Estadio Olímpico que no lograron en su día ni Atlético de Madrid (0-0), ni Chelsea (3-0), ambos en la fase de grupos, o Shaktar (1-0), Barcelona (3-0) o Liverpool (4-2) en las fases finales de la competición de la pasada temporada. Los de Di Francesco seguían invictos en su casa en la presente campaña de la Champions, hasta la visita de Bale y compañía. Una victoria que les mantiene en el camino de la lucha por levantar la Decimocuarta.