Inicio Actualidad La NASA encamina su nueva misión al núcleo de Marte

La NASA encamina su nueva misión al núcleo de Marte

Ya conocemos mucho del planeta rojo, pero es mucho más lo que nos falta por saber. Aun así, a expensas de comenzar la colonización, que podría empezar en la siguiente década, la NASA y otras agencias aeroespaciales están investigando con ahínco para conocer más aquel desolado y frío planeta. La última misión implica descubrir cómo es el núcleo de Marte.

Desde el pasado 5 de mayo de 2018 está en camino a Marte el vehículo InSight, que se espera que aterrice sobre suelo marciano el próximo 26 de noviembre de 2018. Su misión será la de rebuscar entre las entrañas del planeta para saber cómo es por dentro y cómo de viable podría ser que todavía albergase vida o pueda ser el sustento de una próxima colonia humana.

Para llegar a las conclusiones que se esperan, el vehículo robótico explorará desde la superficie de Marte la composición del núcleo marciano, de manera que se pueda ampliar el conocimiento sobre su formación.

La información que se obtenga del interior de Marte no solo será útil para saber más de nuestro planeta vecino, también servirá para ir conociendo mejor cómo es la Tierra, ya que ambos son rocosos y en una ubicación muy parecida en la zona de habitabilidad del Sistema Solar.

El núcleo de Marte puede tener la clave para conocer el origen del Sistema Solar

Según los líderes de la misión, este viaje a Marte implica estudiar mejor cómo se originó el Sistema Solar hace unos 4500 millones de años, tiempo estimado que puede tener la Tierra y, por ende, igualmente Marte.

Según el encargado de la misión, Marte tiene un historial más calmado que la Tierra, de ahí que sea un mejor lugar para investigar las interioridades del Sistema solar.

Hasta ahora, ninguna misión humana se había centrado en investigar el corazón de un planeta. Sin embargo, hacerlo en Marte, de pequeño tamaño, puede ser más sencillo que en la Tierra.

Hasta ahora, se han estudiado innumerables rocas y se ha excavado en la superficie marciana, pero, como dicen algunos, apenas hemos arañado la ya citada superficie. Ya toca buscar pistas sus interioridades, pues sabemos sobre los flujos de agua que antaño pudo tener el mundo marciano, pero no qué los pudo provocar en su interior.

Así pues, el equipo robótico InSight va conocer en profundidad la corteza, el manto y el núcleo de Marte, por lo que en unos meses podremos saber sobre la composición interna del planeta rojo y del origen del Sistema Solar y sus planetas.