Inicio Actualidad La nieta de Chucho Valdés, Mar Valdés, sorprende a los coaches de...

La nieta de Chucho Valdés, Mar Valdés, sorprende a los coaches de ‘La Voz’ con su talento

‘La Voz’ ha llegado a sus últimas audiciones a ciegas. Los talents que aparecían en el escenario tenían cada vez menos oportunidades puesto que los coaches iban cerrando sus equipos conforme avanzaba la noche. Ya lo habían hecho Luis Fonsi, Paulina Rubio y Pablo López. Con lo cual, únicamente quedaba Antonio Orozco y con un solo hueco libre.

Así llegó Mar Valdés. Sí, por el apellido podríamos imaginar que tiene cierta relación con el gran pianista cubano Chucho Valdés. Y en efecto. Ella misma lo confesó: “La música ha estado presente en mi vida desde que estaba en el vientre de mi madre”. Y eso es algo de lo que se siente tremendamente orgullosa.

Lejos de que todo quede ahí, continuó hablando de su abuelo: “Para mí es un referente. Cuando yo era pequeña, para mí era simplemente mi abuelo.” Además, añadió una frase que emocionó a gran parte de la audiencia de ‘La Voz’: “Se me eriza la piel y todo al decir que soy nieta de Chucho Valdés y bisnieta de Bebo Valdés”.

Eva González, como presentadora, quiso ir más allá: “Tiene cosas buenas y cosas malas, supongo, ¿no?” Mar Valdés respondió afirmativamente: “Tengo conocimientos musicales muy amplios, pero querer abrirse un camino por mí misma en un mundo como este, cargando un apellido tan pesado, es muy difícil”.

Es más, añadió un sentimiento más: “No se te valora a ti, tu voz, tu esfuerzo, tu trabajo”. Por ese mismo motivo, para Mar Valdés es todo un sueño poder participar en ‘La Voz’. Para mandarle fuerzas, su abuelo quiso enviarle un mensaje a través del programa musical justo antes de enfrentarse a la audición en plató.

“Tú sabes que siempre te he apoyado, que te he querido mucho y sé que tienes un gran talento. Estoy contigo”, aseguró el gran Chucho Valdés. Y, como dice el refrán, los últimos serán los primeros. Mar Valdés dejó impactados a los coaches que tenían sus equipos completos, y Antonio Orozco no paraba de sonreír al ver que una voz así sería la que cerrase su equipo. ¡Un momento muy emotivo!