La nueva diversión de los extranjeros en Postdam: arrancar el pelo a las mujeres alemanas

Potsdam, capital del estado alemán de Brandeburgo. 6,15 de la mañana. Una alemana de 58 años de edad esperaba en la estación de Potsdamer la llegada del autobús que la llevaría hasta la zona donde trabajaba. Cuatro hombres jóvenes de origen extraeuropeo se acercaron a ella para preguntarle por una dirección. De repente, la mujer sintió un fuerte tirón en la parte posterior de su cabeza. Sin apenas tiempo para reaccionar, uno de los jóvenes había cortado su larga trenza a golpe de navaja. Los jóvenes huyeron con el ‘trofeo’ capilar.

La policía investiga los hechos como un delito de asalto. Un portavoz policial ha señalado que el motivo de la acción no está claro. Al parecer se han producido ya otros casos similares en Postdam. Ha sido habilitado un número de teléfono para cualquier persona que pueda facilitar información sobre los asaltantes.

La noticia apenas ha sido mencionada en los medios germanos, lo que ya es habitual en un país donde la población autóctona, sobre todo las mujeres, están siendo deliberadamente expuestas a toda clase de ataques y vejaciones.

Loading...