Inicio Actualidad La OMS aprueba el uso de la vacuna china Sinovac para llegar...

La OMS aprueba el uso de la vacuna china Sinovac para llegar a todos los países

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó este martes el uso de emergencia de la vacuna china Sinovac contra la covid-19. Así lo anunció la propia agencia tras recibir el informe de su comité de expertos favorable a la utilización de este antiviral, que debe inocularse en dos dosis -con un intervalo de quince días a un mes- y es válido para una franja de edad situada entre los 18 y 60 años. Ya hace un mes, la OMS aprobó también otro suero de origen chino fabricado en Pekín: Sinopharm.

El objetivo de esta autorización es la acuciante necesidad de vacunas en el mundo, especialmente en los países desfavorecidos que se alimentan en gran medida del programa internacional Covax, patrocinado fundamentalmente por la OMS. Este sistema distribuye los medicamentos a los Estados que no pueden afrontar su inversión, pero se ve ralentizado por la escasez de suministros. “El mundo necesita desesperadamente numerosas vacunas anti-covid para hacer frente a las enormes desigualdades en todo el planeta”, declaró Mariangela Simao, subdirectora general de la OMS.

Precisamente, este organismo, la Organización Mundial del Comercio, el FMI y el Banco Mundial forjaron por primera vez una poderosa alianza para intentar trazar el camino hacia el fin de la pandemia. Las cuatro grandes agencias han decidido unirse ante los evidentes fallos de gestión que se están produciendo a nivel multinacional.

Por eso publicaron un comunicado conjunto en el que exigen a los líderes mundiales que asuman un “nuevo compromiso” para trabajar por una distribución más equitativa de las vacunas en todo el planeta. Estas organizaciones se quejan de que los países más ricos han acaparado la mayoría de las dosis, pero advierten que si no se corrigen estas desigualdades y se inmuniza a todo el mundo por igual, la pandemia seguirá en circulación y dará lugar a nuevas mutaciones.

“Está muy claro que no podrá haber resistencia mundial a la pandemia de covid-19 sin poner fin a la crisis sanitaria. El acceso a las vacunas es clave para ambos”. escriben los responsables de las cuatro grandes instituciones, que quieren hacer llegar su propuesta a la cumbre del G7 prevista a finales de este mes en Reino Unido. Piden a los gobernantes de los siete países más poderosos que acuerden “una estrategia más coordinada y respaldada por nuevos fondos para vacunar al planeta” y que contribuyan a este objetivo con una inversión de 50.000 millones de dólares.