Inicio Actualidad La OTAN no se compromete en la defensa de Ceuta y Melilla:...

La OTAN no se compromete en la defensa de Ceuta y Melilla: “Es una cuestión política”

El secretario general de la Alianza enfría las aspiraciones del Gobierno para la próxima cumbre.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, evitó referirse de manera específica a Ceuta y Melilla este lunes cuando se le preguntó este lunes en Bruselas sobre si se reconocerá la protección de dichos territorios españoles en la próxima cumbre de Madrid. «Tenemos que entender que el asunto de invocar el artículo 5 en nuestra cláusula de defensa colectiva es una decisión política», remarcó Stoltenberg.

El Gobierno confirmó durante la mañana que durante la cumbre de la OTAN se debatirá un documento que reconozca la «integridad territorial» de los países de la OTAN, haciendo referencia a la protección para las ciudades españolas de Ceuta y Melilla.

Así lo anunció la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, que aseguraba que la cumbre de la alianza militar que se celebra en Madrid reconocerá la integridad territorial del país, y por tanto, sin necesidad de ser nombradas de forma directa, a Ceuta y Melilla. «Agredir la frontera española es agredir la frontera europea», destacó.

No obstante, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha evitado pronunciarse de forma específica al caso de las dos ciudades españolas en la rueda de prensa que ha concedido este lunes desde Bruselas.

Ante la cuestión concreta de si ese documento hará referencia a Ceuta y Melilla si los aliados deciden incluir en él el compromiso de la OTAN de proteger la soberanía e integridad de los países aliados, Stoltenberg ha recordado que el artículo 6 del tratado de Washington -que fundó la Alianza- “define el alcance geográfico de nuestras garantías de defensa colectiva”, la cual viene referida en el artículo 5.

“Y define el territorio de cualquier otra parte en Europa y Norteamérica o islas bajo la jurisdicción de cualquiera de las partes en el área del Atlántico Norte, al norte del trópico de Cáncer”, comentó. De ese modo, las citadas ciudades españolas, enclavadas en el norte de África, no estarían contempladas textualmente en el “espacio OTAN” para el que está garantizada la defensa colectiva.

“Dicho eso, tenemos que entender que el asunto de invocar el artículo 5 en nuestra cláusula de defensa colectiva es una decisión política, así que tiene que ser tomada por consenso por todos los aliados en el Consejo del Atlántico Norte, basándose en lo que importe en ese caso particular”, ha remarcado. “Eso es todo lo lejos que puedo ir comentando asuntos específicos” ha añadido.

Entre los compromisos del Tratado de Washington se establece que un ataque contra cualquier miembro de la OTAN se considerará un ataque contra todos ellos, aunque hasta ahora quedaban excluídas las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en disputa con Marruecos. Sin embargo, el nuevo documento compromete la defensa de «cada pulgada del territorio» de los países miembros, según ha explicado el propio secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La importancoia del flanco sur

Este domingo, la ministra de Defensa española, Margarita Robles, incidía en la importancia de defender el flanco sur de la OTAN, donde «hay muchísimos peligros», como la expansión de Rusia en ese continente, el aumento del terrorismo yihadista y la inmigración ilegal. De ahí la importancia que España da a que el nuevo concepto estratégico asuma una visión de 360 grados.

Según Robles, el documento que se va aprobar deberá recoger el compromiso «absoluto» con los países bálticos y con Ucrania, pero también tiene que poner el foco en África, «un continente con el que hay que tener mucho cuidado». «Tenemos que reconocer que la retirada de Afganistán supuso un fracaso evidente de la OTAN y no podemos permitir que ese fracaso se vuelva a repetir en África», indica Robles. «No podemos mirar para otro lado», insiste.

La ministra se muestra partidaria de establecer misiones de paz en el norte de África y cree que esto es «perfectamente compatible» con las que ya existen en la frontera este de la OTAN para proteger a los países bálticos de la amenaza rusa. «Tenemos que transmitir a África ayuda económica y humanitaria pero también es importante que haya misiones de paz y de formación de los miembros de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas de Seguridad».

Publicidad