La participación en las elecciones alemanas se mantiene estable

La participación en las elecciones generales de Alemania de este domingo se registraba sólo ligeramente menor de los anteriores comicios en 2013 a pesar de que la mayoría de los candidatos advirtieron que una supuesta apatía podría impulsar la extrema derecha, que se espera que regrese al Bundestag (cámara baja) después de medio siglo de ausencia. La entrada de Alternativa para Alemania (AfD)al hemiciclo alemán eclipsará sin duda la previsible victoria de la canciller alemana y candidata cristianodemócrata, Angela Merkel, que, tras 12 años en el poder, afronta su cuarto mandato.

Un 41,1 % de los electores alemanes ejercieron este domingo su derecho a voto antes de las 14.00 horas. En 2013, la participación a esa hora fue del 41,4 %, según recordó en un comunicado la Oficina Electoral federal al ofrecer los primeros datos oficiales de la jornada. En los porcentajes de participación no están recogidos los votos enviados por correo, opción que en los comicios de 2013 eligieron uno de cada cuatro electores.

En el sistema electoral alemán de representación proporcional, la baja participación puede impulsar a partidos más pequeños, como el AfD liderado por Frauke Petry, dándoles más escaños con el mismo número de votos.

En las elecciones regionales de este año, los conservadores CDU/CSU de Merkel sufrieron reveses por parte de los ultraderechistas, que se beneficiaron del resentimiento que provocó en una parte de los alemanes la decisión de la canciller de abrir las fronteras en del país en 2015 a más de un millón de refugiados.

Pero con el problema migratorio bajo control este año, Merkel ha superado las dudas anteriores y se ha presentado como un ancla de estabilidad en un mundo incierto. Visiblemente más feliz, Merkel hizo campaña con renovada convicción: la determinación de reestructurar la economía para la era digital, la intención de gestionar futuras crisis migratorias y la defensa de un nuevo orden occidental sacudido por la victoria de Trump en noviembre pasado.

Merkel votó hoy en Berlín con todas las encuestas a su favor para un cuarto mandato, mientras que el cabeza de lista socialdemócrata, Martin Schulz, ejerció su derecho a voto en Würselen, en el oeste del país.

Las últimas encuestas auguran que las filas conservadoras de Merkel, aunque perdiendo apoyos respecto a hace cuatro años, se situarán alrededor de 14 puntos por delante de los socialdemócratas, y que el ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se estrenará en el Parlamento con entre el 10 y el 13 % de los votos.

Bajo la lluvia, Merkel acudió poco antes de las 14.30 horas a su colegio electoral, situado en el comedor de la Universidad Humboldt de Berlín, acompañada de su marido, Joachim Sauer.

Mientras miles de corredores del maratón de Berlín seguían recorriendo las calles de la capital alemana, Merkel se dirigió aparentemente tranquila hasta la cabina de votación antes de posar ante las decenas de fotógrafos que la esperaban.

Unas horas antes, en su localidad natal y acompañado de su mujer, Inge, había votado ya Martin Schulz, quien obvió todas las encuestas en contra y se mostró “optimista”, recordando que los últimos sondeos recogían un alto número de indecisos.

Schulz llamó a todos los ciudadanos a acercarse a los colegios para decidir el “futuro democrático” del país, mientras a través de las redes sociales pedía el voto “por una Alemania más justa y más fuerte y por una Europa de paz y solidaridad”.

Uno de los primeros candidatos en acercarse a las urnas había sido el líder de los Verdes Cem Özdemir, en el multicultural distrito berlinés de Kreuzberg. Las encuestas auguran a su partido un 8 % de los votos, un apoyo similar al de hace cuatro años, con el que se situaría como última fuerza parlamentaria.

Si se cumplen los sondeos, la tercer fuerza en el Bundestag (cámara baja) será la AfD, seguida por los liberales del FDP y La Izquierda.

La caída general en la participación enmascaró una gran variación regional. Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado de Alemania, informó un aumento del 3 por ciento en la participación, mientras que la ciudad de Múnich vio un aumento del 10 por ciento. En algunos de los estados orientales donde la AfD es fuerte, la participación se mantiene estable.

La participación al cierre de los colegios en 2013 fue del 71,5 %. Los locales electorales abrieron hoy a las 8.00 horas locales y está previsto que cierren a las 18.00 horas (16.00 GMT), cuando se conocerán los primeros datos de los sondeos a pie de urna.

Loading...