Inicio Actualidad La participación se hunde 5 puntos y el PSOE acusa la desmovilización...

La participación se hunde 5 puntos y el PSOE acusa la desmovilización en sus feudos

La participación en las elecciones autonómicas andaluzas ha sido del 46,33% hasta las 18.00 horas, cinco puntos menos que en los comicios de 2015 cuando a esa hora había votado el 51,41% del electorado.

Este desmovilización la está acusando sobre todo el PSOE en sus principales feudos, una tendencia que ya se había visto reflejada en el adelanto de la participación de las 14 horas. En concreto, Sevilla es la provincia donde se ha producido el mayor retroceso, bajando la participación en casi 7 puntos con respecto a 2015.

Precisamente, en los municipios de Sevilla y en los distritos de la capital donde el PSOE obtuvo más votos en los anteriores comicios, la asistencia ha caído entre siete y ocho puntos. En cambio, en los distritos de Sevilla con mayor voto de centro-derecho, la participación no se ha resentido.

Además de Sevilla, las otras dos provincias donde más ha caído la participación a las 18 horas son Jaén (de un 54,20% a un 47,83%) y Cádiz (de un 48,18% a 42,40).

La provincia de Córdoba, con el 48,9%, es la que registra un mayor índice de participación hasta las 18,00 horas, mientras que Huelva es la que cuenta por el momento con una menor movilización de su electorado, con el 42,5%.

La participación de estas elecciones andaluza también está siendo más baja que la del año 2012, cuando a esta hora fue del 47,21%. En aquellos comicios, el PP llegó a la jornada electoral rozando la mayoría absoluta en múltiples sondeos.

La apertura tardía de las mesas electorales el Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) condicionará el horario de la noche electoral. La Junta preveía un escrutinio rápido pero no podrán darse avances de resultados hasta pasadas las 22.15, cuando cierren los colegios en la localidad gaditana.

Los sondeos previos a la jornada electoral coincidieron en que el PSOE volvería a ganar los comicios aunque perdiendo entre dos y seis diputados con respecto a los de 2015, mientras que el PP y Ciudadanos pugnarían por la segunda posición. Adelante Andalucía se quedaría como cuarta fuerza políticas y la entrada de VOX en el Parlamento andaluz no estaría garantizada.