La peculiar forma con la que se enseña en Cataluña la historia de Aragón

Mapa recogido en un libro escolar catalán, con un mapa que incluye como catalanes dos condados de Aragón

Mapa recogido en un libro escolar catalán, con un mapa que incluye como catalanes dos condados de Aragón

La historia de Aragón, pasada por el tamiz del catalanismo. Así aparece en los libros escolares de Cataluña el relato que se enseña a los alumnos de la ESO. Por ejemplo, se les presenta parte de la provincia de Huesca como uno de los territorios «históricos» de una supuesta Cataluña medieval; se adjudica al «Casal de Barcelona» el mérito de haber creado la Corona de Aragón; y, de paso, prefiere denominarla «Corona Catalanoaragonesa», una invención histórica.

«Corona Catalanoaragonesa» es el término acuñado durante años por la órbita independentista para intentar elevar a rango de Estado histórico lo que fueron los condados catalanes, cuya máxima categoría institucional fue la de Principado integrado en la Corona de Aragón. Ésta surgió del Reino de Aragón, fruto de la estratégica decisión que adoptó el rey aragonés Ramiro II: pactó el matrimonio de su hija Petronela con el conde barcelonés Ramón Berenguer IV. De esa forma, el Reino de Aragón pasaba a incorporar a los condados catalanes.

Que no fue una unión de igual a igual dan fe los propios términos del acuerdo matrimonial. Por ejemplo, Ramiro II dejó claro que él seguiría ostentando el título de rey mientras viviera, que su hija era quien en todo momento ostentaría la titularidad de la Corona y que Ramón Berenguer IV solo sería reconocido como Príncipe. A futuro, los sucesivos reyes, descendientes del matrimonio entre Petronela y el conde Ramón Berenguer IV, incluían a su condición de reyes de Aragón los títulos de «condes de Barcelona y de Urgel». Así, por ejemplo, en el siglo XIII el rey Jaime I se expresaba oficialmente como «Rey de Aragón y de Mallorca y de Valencia, conde de Barcelona y de Urgel». En definitiva: desde el matrimonio entre la reina Petronila y el conde Ramón Berenguer IV, Cataluña quedó como un territorio más de la Corona de Aragón.

La Corona de Aragón, 'rebautizada' como «Corona catalanoaragonesa»

La Corona de Aragón, ‘rebautizada’ como «Corona catalanoaragonesa»

Estos relevantes detalles, sin embargo, son obviados en los libros de catalanes ESO en los que se enseña la historia. Opta por simplificar el relato otorgando un protagonismo destacado al conde de Barcelona como creador de la Corona de Aragón.

De paso, el término elegido es el de «Corona catalaonaragonesa», término del gusto de las órbitas nacionalistas e independentistas catalanas que, sin embargo, no tiene sustento histórico alguno: el territorio de la actual Cataluña, en realidad, solo fue una parte más de la Corona de Aragón.

En uno de los libros que aborda la cuestión se incluye un mapa en el que aparece reflejada esa supuesta «Corona catalanoaragonesa» hasta el siglo XVIII.

Los mapas también arriman el ascua al interés del relato histórico nacionalista. Por ejemplo, aparecen varios en los que se incluye a parte de la provincia de Huesca -fue en el Pirineo oscense donde nació el Reino de Aragón- como parte de los dominios catalanes ya por el siglo IX. Así, se indica como «condados catalanes» los territorios de los condados aragoneses de Sobrarbe y de Ribagorza.

La Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán, que lleva años denunciando manipulaciones históricas por parte de la órbita nacionalista, ha denunciado el contenido de estos libros con los que se enseña historia en las aulas catalanas de la ESO.

Fuente: ABC

Loading...