Inicio Actualidad La primera ecografía. ¿Por qué es tan especial?

La primera ecografía. ¿Por qué es tan especial?

Estar esperando un hijo es uno de los momentos más importantes y significativos de cualquier persona. Y es que durante el embarazo se viven instantes que son realmente únicos. En concreto, entre esos se encuentra la primera ecografía. Esta es muy especial por muchos y variados motivos. ¿Quieres conocerlos antes de enfrentarte a ella?

Sigue leyendo, a continuación, todas las razones que vienen a dejar patente que es un momento mágico e inolvidable:

El primer contacto con el bebé

Aunque la mujer se haya realizado el pertinente test de embarazo o las pruebas necesarias para saber que está esperando un hijo, no será hasta su primera ecografía cuando realmente asimile y certifique que es así. Es decir, ese momento lo podemos establecer como que es el primer contacto que viene a establecer con su bebé, lo que le ayudará a comenzar a tomar más conciencia que nunca de que su vida va a cambiar.

Se conoce el estado del pequeño

Otro de los motivos por los que podemos indicar que la primera ecografía es especial es que permite que los padres conozcan cómo se encuentra su bebé. Es decir, gracias a esa prueba no invasiva podrán saber si está bien, si se halla dentro o fuera del útero, la edad gestacional que tiene, el tamaño con el que cuenta en ese momento e incluso es el momento de saber si hay uno o varios embriones.

El hecho de saber que su hijo está en perfecto estado y que el embarazo evoluciona de forma favorable es realmente esencial para los padres porque les dará tranquilidad.

La primera ecografía permite conocer el latido de su corazón

Permite oír los latidos del corazón del pequeño que viene en camino

Muchos son los sonidos que habrás oído a lo largo de tu vida, no obstante, ten por cuenta que ninguno te habrá emocionado jamás tanto como escuchar por primera vez el latido del corazón de tu bebé. Y es que te hará darte cuenta más que nunca que una nueva vida está creciendo en tu interior, que eres su fuente de vida, que depende de ti y que te va a permitir saber de verdad qué es el amor incondicional.

Se le ve por primera vez

De la misma manera, otro motivo que viene a dejar patente que la primera ecografía es realmente especial es que los padres podrán ver por primera vez a su bebé. Es cierto que quizás encuentren dificultad para identificarlo por más que el ginecólogo les dé las pertinentes explicaciones. No obstante, el poder comprobar con sus ojos que es cierto que la mujer está engendrando una vida en su interior está claro que no tiene precio.

Ese es un momento único y que guardarán para siempre como recuerdo. Tanto es así que la copia en papel que les den de la ecografía pasará a convertirse en un objeto del que presumir y que enseñar a todo el mundo.

primera ecografía
Se ve al pequeño por primera vez

Se toma conciencia de que está esperando un hijo

En esta lista de razones que nos ocupan sobre el porqué es especial el momento que nos ocupa no podíamos pasar por alto esta otra. En concreto, viene a resumir un poco todas las ya expuestas. Y es que la primera ecografía es especial porque los padres van a poder tomar conciencia realmente de que están esperando un hijo porque lo van a ver, porque van a saber cómo se encuentra, porque van oírle su corazón…

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, de destacar la importancia de esa ecografía, merece la pena conocer otros aspectos sobre la misma como son los siguientes:

  • Esa primera ecografía suele llevarse a cabo entre las semanas 7 y 12.
  • La embarazada no debe tener miedo porque la misma es un prueba no invasiva, es decir, no le va a generar ningún tipo de molestia ni tampoco de dolor.
  • Es recomendable que, unas 24 horas antes de realizarse esta ecografía, la mujer no se aplique crema hidratante en la zona del vientre.
  • Lo habitual es que venga a tener una duración de entre 15 a 20 minutos.
  • Hay que escuchar bien atento todas las indicaciones e informaciones que vaya dando el doctor sobre el estado del feto y, por supuesto, es recomendable preguntarle cualquier duda para así no quedarse con ningún tipo de preocupación.