La retirada de inversores deja a BCN World en la cuerda floja

La más que probable retirada de Genting Casinos UK del proceso de licitación del complejo turístico y de ocio conocido como BCN World pone en una delicada situación el futuro del proyecto. Este viernes acaba el plazo para que las empresas preseleccionadas presenten su propuesta. El Govern confiaba en dos posibilidades: que el Grup Peralada (una de las tres empresas preseleccionadas con una licencia de casino) presentara una propuesta conjunta con Genting; o que Melco y Hard Rock (con una licencia de casino cada una) presentara otra. La prevista renuncia de Genting y las serias dudas sobre el interés de Melco en el proyecto dejan un solo candidato en el proceso: Hard Rock, que a dos días de finalizar el plazo no ha presentado su proyecto.

Fuentes de la negociación han confirmado a La Vanguardia que Genting Casinos UK se apartará del proceso de licitación. Esta multinacional, que tiene otros complejos de ocio y casinos en Malasia, el Reino Unido, Nueva York o Singapur, ha trabajado intensamente durante los últimos meses para formar parte del proyecto, aunque finalmente las negociaciones y las alianzas empresariales que había planteado, no habrían llegado a buen puerto. A pesar de no ser un licitador precalificado, Genting se había implicado desde hace meses en el proyecto y, al parecer, la decisión de apartarse se tomó hace pocos días.

Las empresas preseleccionadas tienen que presentar su proyecto el viernes

El Govern no se pronunciará sobre la cuestión hasta el viernes, cuando se abran las plicas, pero la retirada de Genting dejaría casi fuera de juego al Grup Perelada, puesto que la inversión prevista para desarrollar el complejo de ocio en la Costa Daurada –que prevé 745.000 metros cuadrados de suelo edificable– supera los 2.000 millones de euros y Genting proporcionaba al grupo catalán la musculatura financiera necesaria.

A las dos de la tarde del viernes finalizará el plazo para que las tres empresas precalificadas en

el concurso de licencias presenten su proyecto y toda la documentación requerida. Para media hora después está prevista la apertura de las plicas. Y aunque hasta ahora se habían plantea-

do sólo dos escenarios para el futuro del Consorci Recreatiu i Turístic (CRT) –el nombre oficial del popularmente conocido como BCN World–, fuentes próximas al desa­rrollo del proyecto señalan ahora que puede producirse “cualquier” tipo de alianzas entre las tres sociedades precalificadas en el concurso.

En el caso de Melco, las dudas sobre el interés de la multinacional se dispararon la semana pasada cuando el gigante asiático comunicó a la Bolsa de Hong Kong la cancelación de una operación para capitalizar con casi 63 millones de dólares Melco Property Development, una de las tres preseleccionadas por el Govern. Además, durante los últimos meses, la prensa especializada ha reiterado el creciente interés de Melco para invertir en Japón.

El futuro centro de ocio y casinos supone una inversión de más de 2.000 millones

Aun así, mientras se ha estado gestando el proyecto de BCN World –se presentó en septiembre del 2012 de la mano de Veremonte, que se retiró en el 2014 por el retraso en la tramitación urbanística– una sociedad integrada por Melco y Hard Rock ha ganado el concurso para construir un megacomplejo de ocio y juego en Chipre. Será un resort al estilo del que estaba previsto inicialmente junto a Port Aventura. Sin embargo, dada la actual situación, la carta en la que ahora confía el Govern es la de una propuesta de Hard Rock sin Melco.

La última ocasión en que los estadounidenses mostraron públicamente su apuesta por la Costa Daurada fue en febrero del año pasado, cuando en un comunicado Hard Rock reiteró que “a pesar de las numerosas oportunidades en Europa, creemos que la Costa Daurada cumple las condiciones ideales para desarrollar un centro de ocio y entretenimiento de categoría mundial”. En aquel comunicado la compañía se refería a una inversión de unos 2.500 millones de euros y contaba entonces con un “principal” colaborador: Melco Internacional, que ahora queda en entredicho.

La mesa de adjudicación abrirá esté viernes el Sobre A con la documentación básica de la empresa que se presente. Luego, el 10 de julio se procederá a la apertura del Sobre B, con el resto de la información: la descripción más concretada del proyecto urbanístico y de la inversión. Entonces, el Govern dispondrá de 45 días hábiles para hacer una valoración de la propuesta, en la que también se tendrá en cuenta y puntuará el nombre definitivo del complejo.

El secretario de Hisenda de la Generalitat y presidente del CRT, Lluís Salvadó, reiteró tras

la última reunión del Centre Recreatiu que la voluntad del Govern “es que el proceso sea lo más ágil y rápido posible”. Precisamente, en esa última reunión los miembros del CRT acordaron encargar al Institut Català del Sòl (Incasòl) la gestión del desarrollo urbanístico del sector para acelerar los trámites de los proyectos de urbanización de las infraestructuras externas: desde la reparcelación, a las conexiones viarias.

La redefinición a la baja del proyecto

La tramitación urbanística del Centre Recreatiu Turístic que define la edificabilidad, usos, accesos y servicios para el futuro complejo turístico culminó en diciembre tras una revisión a la baja del proyecto, que había generado críticas de ERC y el rechazo de la CUP. Se redujo la superficie de los casinos (pasando de 60.000 metros cuadrados a 30.000) y también se rebajó el techo destinado a hoteles de 600.000 a 480.000 metros cuadrados, así como su altura máxima, que pasó de 90 a 75 metros.

Loading...