La torería de Diego Ventura brilla en la Feria de Castellón

Mucho ambiente en el segundo de los festejos programados para la Feria de la Magdalena: la plaza de Castellón registró tres cuartos de entrada para presenciar un cartel de rejones con mucho interés.

Para la ocasión, se lidiaron seis toros de Jódar y Ruchena, todos ellos cinqueños y de pelo berrendo, excepto el lidiado en último lugar, que a la postre fue el de mayor movilidad y por lo tanto el que más se prestó al lucimiento.

Diego Ventura hizo lo más torero de la tarde, ante dos toros que no le dieron ninguna facilidad. Distraído de salida y embistiendo a oleadas su primero, al que pudo arrancarle una oreja de no fallar con el rejón de muerte. Sí que se la cortó al cuarto, después de una destacadísima actuación a lomos de «Sueño», «Fino» y «Remate», en una labor donde tuvo que exponer una barbaridad para encelar al toro.

Lea Vicens, en banderillasLea Vicens, en banderillas– Efe

Lea Vicens se llevó un trofeo del sexto, que fue el que mayores opciones para el triunfo ofreció. Galopó durante toda la lidia y acudió a todos los cites, si bien es verdad que a la actuación de la francesa le faltó más reunión en los embroques. Su caballo «Bazoka» fue la clave para obtener la oreja, pese a tardar en matar. Su primero, muy parado y distraído, apenas colaboró. Dio una vuelta al ruedo como premio a su disposición.

Imposible para la brillantez fue el lote de Leonardo Hernández, que perdió un posible trofeo en su primero por su fallo con los aceros. El quinto, manso y dando arreones inesperados, tampoco le puso las cosas muy fáciles. Silencio en filas fue su balance.