Inicio Actualidad La trama Koldo pagó comisiones de un 10% por abrir puertas y...

La trama Koldo pagó comisiones de un 10% por abrir puertas y diseñar rutas para escapar a la Agencia Tributaria

El exministro José Luis Ábalos ya se ha convertido en el foco de atención por su relación con Koldo García Izaguirre, el principal sospechoso de la trama de comisiones ilegales en la compra por el Estado de mascarillas en plena pandemia de covid. Koldo fue detenido por agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia por el caso Delorme de presunta corrupción en la compra de mascarillas por parte del Gobierno central y ejecutivos autonómicos por un importe total de 53,1 millones de euros. Koldo, a su vez, fue introducido en el Gobierno por el actual secretario de organización del PSOE y mano derecha de Pedro Sánchez, Santos Cerdán.

La empresa que recibía los contratos era Soluciones de Gestión. Y ha logrado contratos con, al menos, tres ministerios socialistas —Interior, Sanidad y Transportes— y dos comunidades bajo mandato del PSOE —Canarias y Baleares—. Y la investigación judicial cuenta con conversaciones que detallan el pago de las comisiones y su volumen: hasta «un 10%» si se «trabajaba» y un «2% ó un 1%» en caso contrario.

La Guardia Civil que investiga el caso Delorme cuenta con una conversación en la que se dan detalles de los pagos por los contactos para cerrar los contratos públicos. La investigación judicial señala que «Koldo García Izaguirre y Víctor Gonzalo de Aldama Delgado sí mantenían relación durante la adjudicación de los contratos investigados, de hecho, el día 19/09/23, Koldo le comenta a Cueto [el máximo responsable de la empresa Soluciones de Gestión] mientras hablaba sobre Aldama que «a mi me resolvió los problemas que tenía para poder ejecutar y traer lo que yo necesitaba de fuera». La Guardia Civil señala en el mismo documento, que, «de esta revelación, se deduce que Koldo podría estar haciendo alusión a la intermediación de Aldama en la adquisición de mascarillas en el marco de las adjudicaciones investigadas, y lo más significativo es que lo hace hablando en primera persona».

Aldama, el comisionista

Aldama es el presidente del Zamora. El informe judicial prosigue y señala que «en varias ocasiones se han observado referencias al papel de Aldama como comisionista frente a la Administración Pública en el marco de los contratos investigados». Así, el día «03/10/23, en una conversación entre Cueto y María Piedad Losada Romo (trabajadora de Aldama) ambos convenían que ante la citación por parte de la AEAT para que Aldama compareciese el día 18 de octubre de 2023, el mismo debería asistir a tal citación asistido de abogado y habiéndose preparado el asunto previamente«. El miedo a esa citación era que los inspectores de la Agencia Tributaria descubrieran que los pagos eran efectivamente por comisiones puras y duras: «En la citada llamada Cueto llegaba a afirmar que las personas que comparezcan deben de hacerlo con asistencia letrada ya que… como vaya alguien allí y empiece a largar y rajar, tiene un problema…».

La Guardia Civil señala que «este miedo podría estar ligado a que Aldama fuera considerado un comisionista a ojos de la AEAT«. Y es que la catalogación como tal habría supuesto una fisura en el mecanismo de ocultación de la trama.

Los «propietarios» de Soluciones de Gestión

La investigación también señala que «a modo de ejemplo, el día 22/09/23 siendo las 20:45 horas, Íñigo le contaba a Cueto que el inspector de la AEAT quiere citar a los administradores y socios de Soluciones de Gestión para que comparezcan ante él».

Íñigo es Íñigo Rotaeche Lachiondo, teórico propietario, junto con Luisa Presa Medina, de Soluciones de Gestión, pese a que, como señala la Guardia Civil, la «sociedad estaba controlada por el grupo Cueto. «En el transcurso de la llamada, hacen alusión a las supuestas intenciones del actuario con esta inspección, refiriendo que el actuario no admitiría como gasto a Soluciones de Gestión el pago a Aldama porque habrían pagado una comisión encubierta a Aldama por sus contactos en el Ministerio».

A este respecto, «Iñigo afirmaba que nadie ha negado que se le pagase una comisión» por presentar la oferta «ante el Ministerio y las otras», pero alude a que también ha trabajado por lo que se ha llevado un 10% en la operación, si no hubiese cobrado un 2% o 1%».