Inicio Actualidad La victoria de la derecha en Andalucía traerá una bajada de impuestos...

La victoria de la derecha en Andalucía traerá una bajada de impuestos en IRPF, Sucesiones y AJD

La subida de impuestos pactada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y su aliado en el Gobierno central, Pablo Iglesias, en el borrador de Presupuestos Generales del Estado ha recibido un serio revés en Andalucía, una de las comunidades autónomas con un marco fiscal más asfixiante para los trabajadores y el sector privado. La victoria de los partidos de derechas en las elecciones de este domingo abre la puerta a una segura bajada de impuestos que permita sacar a Andalucía del grupo de regiones con un coste fiscal más elevado de España.

La coalición de Gobierno que Juanma Moreno (PP) podría cerrar con Juan Marín (C’s) y Francisco Serrano (Vox) pone en el punto de mira tres tributos que afectan directamente a los ciudadanos: IRPF, Sucesiones y AJD -conocido popularmente, como impuesto a las hipotecas-.

El IRPF más caro

Después de Navarra, Andalucía es una de las comunidades autónomas con el tipo máximo más elevado al tenerlo establecido en el 48%, frente al 43,5% que se paga en la Comunidad de Madrid. En el otro extremo, el del tipo mínimo, los andaluces también pagan por encima de la media española con un 21,5%. Si se atiende a las dos franjas, se puede concluir que Andalucía es la comunidad autónoma que en su conjunto tiene un impuesto sobre la renta de los trabajadores más elevado, puesto que en Navarra el tipo mínimo es del 13%.

Uno de los eslóganes del programa de Vox es “Impuestos, los mínimos“. El partido de Santiago Abascal propone bajar el IRPF a un tipo único del 21%, con los primeros 12.000 euros exentos, a los que se sumarían otros 3.000 euros por hijo o dependiente.

Mientras, el PP que lidera Pablo Casado también ha hecho de las bajadas de impuestos una de sus principales banderas contra las políticas de Pedro Sánchez. De hecho, su líder en Andalucía, Juanma Moreno se mostró contundente en este tema durante el cierre de campaña al prometer una “bajada masiva de impuestos” que equipare el IRPF que pagan los andaluces al de Madrid.

Por su parte, Ciudadanos en su memoria económica también se compromete a bajar “los impuestos a todos los españoles” y explica que lo hará “recortando en gastos absurdos y en la burbuja política”. Precisamente este último punto es una de las debilidades de la economía andaluza, en la que 40 años de control socialista en la Junta de Andalucía ha creado una economía clientelar, basada en subvenciones y el reparto de cargos públicos o puestos de trabajo ligados al erario público, como se ha puesto de manifiesto en el escándalo de los cursos de formación en los que muchas empresas privadas se han beneficiado de esas ayudas. Ese excesivo peso de la Administración también queda patente en el hecho de que Andalucía es la segunda comunidad autónoma en la que el sector público representa más peso del PIB, con un 22,3%, una tendencia que se ha agudizado en los últimos años, en los que el sector público ha crecido en detrimento de la actividad privada.

Hipotecas y sucesiones

Además del IRPF, hay otros dos tributos que afectan a los residentes en Andalucía más que al resto de los españoles y que han sido claramente señalados por los partidos de derechas que pueden formar Gobierno. Se trata del impuesto de Sucesiones y del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD).

El conocido como el impuesto a las hipotecas fue aumentado, hasta situarse entre los más caros de España, por la ahora ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en sus años al frente de la consejería de Economía de la Junta. Gracias a esta medida, Andalucía es la comunidad autónoma que más recauda por el IAJD y en la que los andaluces más impuestos pagan por la compra de una vivienda. El tipo de este tributo en Andalucía es del 1,5%, frente al 0,75% de Madrid o el 0,5% de País Vasco y Navarra.

También heredar es más caro en Andalucía que en el resto de España, pese a la reforma que pactaron PSOE y C’s del Impuesto de Sucesiones y Donaciones y que entró en vigor este año. De hecho, recibir una herencia puede ser hasta cien veces más caro para un andaluz que para un madrileño.

El líder del PP en Andalucía, Juanma Moreno, se comprometió a que si llegaba a ser presidente de la Junta, la primera medida que adoptará en el primer Consejo de Gobierno será acabar el impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía.